Miércoles, 25 de Mayo de 2011

"Fui a por los niños. No recuerdo que pasó después"

El autor del triple crimen de Degaña (Asturias) se parapeta en la falta de memoria en sus declaraciones

Ó. L. F. ·25/05/2011 - 19:44h

EFE/J L Cereijido - Funeral de Manuel Ángel Brugos Álvarez, de 61 años, y del hijo de este, Roberto Brugos Rodríguez, de 33 años, este martes en Degaña.

¿Por qué fuiste de madrugada a casa de tu mujer? "A llevarme a los niños" ¿Qué pasó después? "No lo sé, no recuerdo nada". José Manuel Álvarez Fernández, el minero de 42 años que mató a machetazos al padre, al hermano y al novio de su exmujer el pasado lunes en Degaña (Asturias), ha esgrimido la falta de memoria en las dos declaraciones que ha prestado para no confesar el móvil del triple crimen. Sólo en la primera, la que realizó el martes ante la Guardia Civil, añadió el detalle de que su primer objetivo era llevarse con él los dos hijos que compartía con su expareja, Silvia, y a los que había dejado la noche anterior como marcaba el régimen de visitas tras la separación de ambos.

Así lo han confirmado a Público.es fuentes cercanas a la investigación, que apuntan que fue precisamente ese momento en el que dejaba a los pequeños a cargo de la familia materna cuando el presunto agresor descubrió que el nuevo novio de su exmujer se encontraba en la vivienda y que la familia se mostraba muy alegre porque Silvia había conseguido el acta de concejala en las elecciones municipales de ese domingo como cuarta en la lista del PSOE. Calificado de hombre celoso, José Manuel, regresó a su casa y durante horas barruntó supuestamente su venganza. Finalmente, de madrugada acudió a la casa de las víctima, rompió la puerta con una maza y cometió el triple crimen.

José Manuel, que también hirió a su expareja y a la madre de ésta en el ataque, fue enviado este miércoles a prisión por el juez. Está acusado de tres delitos de homicidio consumado y dos en grado de tentativa, uno de allanamiento de morada, otro de atentado contra la autoridad, al embestir en su huida a una patrulla de la Guardia Civil, y otro de daños.

El juez también ha decidido la retirada al detenido de la patria potestad de dos menores y ha extendido una orden de protección para la exmujer, la exsuegra y los hijos, sobre todo para intentar evitar que, dada la gravedad de lo sucedido, pueda haber cualquier contacto con todos ellos una vez que ingrese en prisión, informa Efe.