Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Pacientes con cáncer prefieren acceder a su información clínica

Reuters ·25/05/2011 - 17:27h

Por Genevra Pittman

Pacientes oncológicos que pudieron acceder a toda su información clínica al inicio del tratamiento, dijeron que eso les permitió comprender la enfermedad y hablar de ella con otros, y reducir la ansiedad, según un estudio realizado en Francia.

Algunos médicos temen que ese acceso a la historia clínica aumente la ansiedad de los pacientes, escribieron los autores en la revista Cancer. Pero Dave deBronkart, un reconocido blogger que se recuperó de un cáncer renal avanzado, sostiene que ese acceso es útil.

DeBronkart, cuyo seudónimo es e-patient Dave, dijo a Reuters Health: "Es importante para tomar decisiones informadas y ayuda a la familia y al paciente".

El nuevo estudio incluyó 300 pacientes, a los que se les acababa de diagnosticar cáncer de mama, de colon o linfoma, y estaban comenzando las sesiones de quimioterapia. Al azar, el equipo de Gwenaelle Gravis, del Instituto Paoli-Calmettes en Marsella, los dividió en dos grupos.

Uno recibió la información de la forma que siempre la brindaba la institución (los médicos podían compartir la historia clínica si querían y los pacientes podían solicitarla).

El otro grupo recibió un maletín con todos sus registros clínicos y una guía del usuario que los pacientes debían llevar a cada consulta para actualizar la información.

El nivel de ansiedad no varió entre los grupos durante el tratamiento. Todos los participantes tuvieron una calidad de vida similar al inicio y al final de la quimioterapia.

Aunque fueron más los pacientes satisfechos en el grupo que había recibido el maletín, la tendencia no superó las pruebas estadísticas para demostrar diferencias entre los dos grupos.

El 70 por ciento de los que habían recibido toda la historia clínica dijo que si pudiera volver atrás, elegiría acceder a todos los registros.

Sólo unos pocos se quejaron porque el maletín era muy pesado o que "el color era inadecuado"; otros dijeron que no contenía suficiente información o que era difícil organizar el contenido.

Para el equipo, esto mejoraría de manera sencilla la confianza en el médico en el largo plazo.

Los expertos aclararon que la mayoría de los participantes tenían la enfermedad en un estadio inicial y con buen pronóstico, por lo que los resultados no se aplicarían a pacientes más graves con otros tipos de tumores.

Peter Schmidt, responsable de información de la Fundación Nacional del Parkinson y ajeno al estudio, consideró que sería muy útil para los pacientes contar con un "consejero", ya que algunos informes clínicos pueden ser confusos.

FUENTE: Cancer, online 23 de mayo del 2011