Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Mourinho acaba con Valdano

Tras las discrepancias con el luso, el Real Madrid decide prescindir del argentino. Florentino Pérez recuerda que "hemos apostado por el mejor entrenador del mundo"

SERGIO LEÓN ·25/05/2011 - 19:18h

Valdano está fuera. Mourinho ha conseguido su gran título de la temporada. Tras las discrepancias que ambos han mantenido durante todo el curso, la Junta Directiva del Real Madrid ha decidido despedir al que hasta ahora era el director general y adjunto a la presidencia del conjunto blanco.

Florentino Pérez ha sucumbido a las presiones del técnico luso. El presidente del Madrid, en una comparecencia ante los medios para hacer oficial lo que se sabía desde hacía horas, o incluso meses, no ha querido hablar ni de destitución ni de dimisión. En su comparecencia, el máximo mandatario blanco no se ha cansado de repetir que tras la experiencia de esta temporada y las "disfunciones" que se han vivido en el club se han visto obligados a rescindir el contrato de Valdano dentro de una "reorganización" del equipo en la que las competencias del argentino se integran en una única dirección general, suprimiendo la que era competencia de Valdano.

Pérez habla de "disfunciones" para "reorganizar" al Real Madrid

"Hemos apostado por el mejor entrenador del mundo", ha recordado Pérez. El club ha hecho todo lo posible por organizarse ("más al estilo inglés", como ha reconocido Florentino) a gusto de Mourinho. Y así se ha evidenciado hoy. Después de Pérez, el propio Valdano salió ante los medios. Y si el presidente estaba rodeado de la toda su junta directiva, el argentino compareció totalmente solo.

Valdano, siempre diligente

Mourinho se sabe fuerte en el club. El luso cuenta tanto con el apoyo de la plantilla como de los jefazos de la directiva, por no hablar de la afición. El técnico, que no ha cedido un solo centímetro en sus tiras y afloja con Valdano, finalmente ha ganado su peculiar guerra gracias, sobre todo, a todo el respaldo que se ha granjeado desde que aterrizó en Madrid.

"Florentino tenía que tomar una decisión y se ha decantado"

Tanto es el poder del luso dentro del Madrid que el club ha decidido, incluso, borrar parte de organigrama para contentar al luso y darle todas las funciones que se le pueden otorgar. Si alguna vez hubo alguna división dentro del Madrid "está claro quien es el vencedor de la batalla", ha comentado Valdano en su despedida. El argentino ha reconocido que no se sentía cómodo y que tuvo que hacer una gran esfuerzo de contención, como en la rueda de prensa. "Fui mucho más director general que Jorge Valdano", comentó. Y a la pregunta de qué le diría a Mourinho, respondió diciendo más de lo que su diligencia puede dejar escapar: "Delante de todos ustedes le daría la mano, no me permitiría una salida de tono".

Valdano ha dejado claro que su salida se ajusta a una sentencia del club. "Florentino tenía que tomar una decisión y se ha decantado". "Me voy con la tristeza de dejar un club en el que llevo entrando y saliendo 27 años. Siempre resulta doloroso alejarse de los sitios y las personas queridas", comentó el argentino, hoy sin corbata. Cansado del papel secundario al que fue relegado, Valdano ha explicado que ha hecho todo lo posible por mantener el Madrid alejado de todo el "ruido que había alrededor" del club.

"Cuando las sensibilidades son tan distintas las diferencias aparecen"

Seguramente, el hasta hoy ejecutivo del conjunto blanco sucumbió ante Mourinho mucho antes de lo que se pensaba. "Le pedí al presidente una reunión a tres para discutir frontalmente y no fue posible. Él (por Mourinho) buscó otros interlocutores y mis responsabilidades quedaron reducidas". "Florentino me pidió que por favor me quedara, pero cuando las sensibilidades son tan distintas las diferencias aparecen".

"El club tiene que ejercer su responsabilidad, soy yo el que tiene que saltar de la organización", ha concluido el argentino que se despide con la "tranquilidad de haber sido leal hasta el último día".

Autonomía de Mourinho

Los choques entre Mourinho y Valdano llegaron a un punto crítico en enero, cuando el luso ganó su primera batalla. A instancias del entrenador, que exigía mayor autonomía, el club decidió que el argentino se distanciara del primer equipo y dejara de viajar con ellos en los partidos lejos del Bernabéu.

Los choques entre Mourinho y Valdano llegaron a un punto crítico en enero 

Valdano dio sus primeros pasos en el Real Madrid en 1984 como futbolista y gano dos ligas, una copa y otras dos copas de la UEFA. Diez años después, volvió al equipo merengue, esta vez como entrenador, tras dos años en el Tenerife, y de la mano de los Laudrup y compañía se hizo con el campeonato liguero de la 94/95. Él fue quien hizo debutar a un chaval de 17 años llamado Raúl González Blanco. A mitad de la segunda temporada fue destituido.

En 2000 se unió al primer proyecto de Florentino Pérez, en la 'era galáctica' de los Zidanes y Pavones, y hasta 2004 ocupó el cargo de director general deportivo. En 2009, se incorporó al segundo mandato de Pérez y trajo a Manuel Pellegrini como entrenador.  Al siguiente año llegó Mourinho, y con él, un nuevo fin de etapa.


Noticias Relacionadas