Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Un final de etapa a empujones

Ulissi gana la decimoséptima etapa del Giro después de que los jueces sancionaran a Visconti por conducta inapropiada en el esprint

EFE ·25/05/2011 - 18:32h

AP - Ulissi y Visconti discuten tras el esprint. -

El italiano Diego Ulissi (Lampre) ha sido declarado ganador de la decimoséptima etapa del Giro pese a cruzar en segundo lugar la línea de meta. Los jueces de la carrera sancionaron a Giovanni Visconti (Farnese), que cruzó en primer lugar y situarle tercero por conducta inapropiada en el esprint, en el que empujó a su compatriota.

El español Pablo Lastras (Movistar) es finalmente segundo en la clasificación de la etapa tras las decisiones de la organización, aunque cruzó la meta en tercera posición. El líder, Alberto Contador, y el resto de los favoritos mantuvieron sus posiciones en la general.

Ulissi dominaba el esprint hasta que Visconti le empujó para abrirse paso por dentro. La decimoséptima etapa, de 230 kilómetros entre Feltre y Tirano, acabó para el cuarteto de fugados, entre ellos el español Pablo Lastras, en 5h31:51.

La escapada del día se formó en el km. 55 con 16 corredores: Jesús Hernández (Saxo Bank), Pablo Lastras (Movistar), Christian Le Mevel (Garmin), Giovanni Visconti y Leonardo Giordani (Farnese), Jan Bakelants (Omega), Robert Kiserlovski (Astana), Kanstanstin Svitsov (HTC), Diego Ulissi (Lampre), Eduard Vorganov y Alberto Losada (Katusha), Mathias Frank (BMC), Fabio Taborre (Acqua & Sapone), Addy Engels (Quick Step), Herve Dupont y Ben Gastauer (Ag2r-La Mondiale).

La ventaja de los fugados rozaba los 8 minutos cuando el Liquigás, sin representación en la escapada, empezó a tirar del pelotón, que a 50 km. de meta estaba 5:45 minutos por detrás. Los ataques entre los fugados comenzaron a 23 km. de la llegada, cuando quedó de manifiesto la incapacidad del pelotón para echar abajo la escapada. Lastras, Visconti, Bakelants y Ulissi quedaron en cabeza a 2,5 km. del final y se jugaron el triunfo al esprint. Visconti y Ulissi tomaron la delantera y cambiaron bruscamente de dirección, obstruyendo a Lastras.