Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Los empresarios acceden a pactar la negociación colectiva

Gómez marca como fecha límite para el acuerdo el 6 de junio

PÚBLICO ·25/05/2011 - 17:43h

El pacto sobre negociación colectiva se hace esperar. Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y el presidente de la CEOE, Juan Rosell, se volverán areunir hoy para intentar darle un impulso definitivo a la negociación. Eso después de que ayer la directiva de la patronal apoyara a Rosell para seguir negociando con lossindicatos.

El respaldo de la Junta Directiva de CEOE era fundamental para que el proceso de diálogo siguiera adelante, sobre todo después de que trascendiera el rechazo de una parte del empresariado a los avances en la negociación. Además, el resultado de las elecciones del domingo reforzó la posición de algunos empresarios de no pactar para aprovechar la ventaja que les daba la victoria generalizada del PP.

Finalmente, la cúpula de la patronal instó ayer a su presidente a "concretar más" el principio de acuerdo sobre la reforma de la negociación colectiva que ya existe entre las partes y a "defender los intereses de los empresarios". No obstante, en la reunión de la CEOE hubo algunas discrepancias, si bien finalmente no se produjo un rechazo frontal al proceso abierto denegociación.

La opinión más generalizada ayer entre los empresarios era que aún es pronto para asegurar que el acuerdo fructificará. "No hay problemas, se sigue trabajando para convencernos mutuamente", señaló el vicepresidente de la CEOE, Joan Gaspart, que descartó que la cúpula de la patronal haya pedido más dureza a Rosell en la negociación y aseguró que todo el mundo "está al lado de Rosell". "Estamos más unidos que nunca", senteció Gaspart. No obstante, advirtió: "Si no se llega a un acuerdo, tampoco pasa nada".

Por otro lado, el secretario general de la patronal valenciana, Rafael Montero, se mostró severo con la postura de los sindicatos, a los que considera "muy cerrados". Más pesimista estuvo el presidente de la patronal palentina, Antonio Primo, que aseguró que no hay "una mayoría" que apoye continuar la negociación.

El Gobierno mete prisa

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que el martes se produjo un "avance muy sustancial" en la reforma de los convenios "que incluye flexibilidad interna, descuelgue salarial, también absentismo laboral" y se mostró convencido de que el acuerdo se podrá "tener en pocas fechas encima de la mesa". Zapatero subrayó que en cuanto se cierre el pacto se traducirá "inmediatamente" en una disposición normativa que se remitirá a las Cortes para culminar "una reforma fundamental" para transmitir confianza y contribuir a la recuperación económica. Precisamente, el Financial Times alabó ayer las reformas llevadas a cabo por España en el último año y desvinculó al país de Grecia, Irlanda y Portugal.

Una vez más, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, marcó fecha para el acuerdo: el 6 de junio, ya que es ese día cuando termina en el Congreso el plazo de enmiendas a la reforma de las pensiones. Entre esas enmiendas se debería introducir la reforma de las mutuas, que es uno de los puntos que debaten patronal y sindicatos. Después de que todos los plazos marcados hasta ahora se hayan incumplido, el ministro dejó claro que si la reforma no está culminada antes de esa fecha, el Gobierno legislará, aunque no aclaró si sería en el Consejo de Ministros del 3 o del 10 de junio.

Noticias Relacionadas