Miércoles, 25 de Mayo de 2011

"El movimiento 15M nació en la red y allí permanecerá siempre"

La concentración diaria en la sevillana Plaza de la Encarnación recibe el menor número de congregados desde el 15M

FRAN GRIMALDI ·25/05/2011 - 13:35h

RAÚL CARO - Concentración en la plaza de la Encarnación el pasado sábado.

Casi una semana y media después del inicio de la acampada en la sevillana Plaza de la Encarnación, bien se podría decir que el ambiente se ha desinflado, con la presencia de unos 800 congregados, la cifra más baja desde que comenzaron a reunirse todos los días a las 20 horas en la escalera de las setas.

Desde la organización reconocen el descenso de asistentes y lo achacan a una cuestión de "repetición". "Son muchos días ya aquí y es normal que la gente deje de venir, tienen que seguir sus vidas y nosotros decimos todos los días los mismos mensajes y las mismas reivindicaciones", aseguran desmintiendo que la gente haya dejado de acudir por "el PP, ni por las elecciones".

No obstante, aunque la plaza cada vez se vea un poco más vacía, el movimiento está creciento a pasos agigantados en Internet. "El 15M nació en la red y allí permanecerá siempre, Internet es un modelo de democracia donde todas las voces tienen cabida", afirma la organización, quien revela que a diario reciben una media de 1.500 mensajes por Twitter, superando con creces el número de asistentes y carteles desplegados por toda la zona.

A pesar de la escasa convocatoria que tuvo ayer la concentración, los ánimos eran inquebrantables y los pocos asistentes vitoreaban los mismo cánticos que los días anteriores sin flaquear en ningún momento. Cada día acuden nuevos voluntarios que relevan a los actuales en sus puestos. Los asistentes que acuden a la cita diaria también reconocen el efecto menguante de las convocatorias. "Es cierto que hay menos gente y es una pena, pero mientras vengamos unos pocos habrá lucha, que es lo que importa", declaró a Público Raquel Cordón, periodista en paro de 22 años.

La portavocía de la organización declaró que esperan una nueva ola de gente para el viernes, una cita que será decisiva para ver el estado de salud del movimiento 15M, aunque como reconoce Antonio, portavoz del movimiento en Sevilla, "todo es imprevisible, si viene menos gente el viernes no tiene por qué significar nada".