Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Punset destaca de la regeneración neuronal la capacidad de cambio que permite

EFE ·25/05/2011 - 07:27h

EFE - El jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica ayer durante las deliberaciones de este galardón, cuarto de los ocho que concede anualmente la Fundación que lleva el nombre del heredero de la corona.

Eduard Punset, miembro del jurado del Premio Príncipe de Investigación Científica y Técnica 2011 que hoy ha fallado a favor de los expertos en neurogénesis Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti, ha valorado de sus descubrimientos que muestran que las personas siempre pueden cambiar.

El exministro y divulgador científico ha definido esos cambios que se pueden dar en personas adultas como "la plasticidad cerebral" e incluso ha relacionado la regeneración neuronal con las peticiones de los "indignados" que se manifiestan en España y también piden cambios.

Estas reflexiones las ha hecho Punset a la prensa en Oviedo tras la lectura del fallo del Premio, que ha recaído en Altman, Buylla y Rizzolatti por sus hallazgos en neurogénesis que abren vías de tratamiento para el alzheimer, el parkinson o el autismo.

"Lo que es bonito es ver que años atrás alguien había empezado a descubrir de verdad la regeneración de neuronas, que las que se morían podían ser intercambiadas por otras que nacían nuevas", ha explicado Punset para valorar los descubrimientos que Altman hizo en los años sesenta del siglo pasado.

Punset cree que fue ese conocimiento el que "ha sustentado la revolución moderna de la plasticidad cerebral, es decir de la capacidad de cambiar lo que ahora tenemos hacia algo mejor".

"La experiencia individual de cada persona incide sobre la estructura cerebral", ha subrayado Punset en su explicación, para añadir: "Por primera vez sabemos que podemos cambiar no sólo la forma del cerebro sino lo que piensa, y si podemos cambiar lo que piensa la gente, podemos cambiar el mundo".

Punset cree que la plasticidad cerebral es "el concepto que va a prevalecer los próximos años" y que "es un concepto muy cercano a lo que los jóvenes están diciendo", en referencia a las acampadas de protesta que se dan desde hace diez días.

Según Punset, los jóvenes "indignados" dicen: "Lo que vemos no nos gusta del todo, nos gustaría cambiarlo, y la ciencia les está diciendo, oiga, se puede cambiar el cerebro de la gente y por lo tanto se puede cambiar el mundo".

Punset acudió anoche a la asamblea de "indignados" que se desarrollaba en la plaza de La Escandalera de Oviedo -ciudad a la que ha acudido para la reunión del jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación- para mostrar su apoyo a este movimiento social.