Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Zapatero se compromete a seguir luchando contra la crisis tras las elecciones

EFE ·25/05/2011 - 09:15h

EFE - El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero (izda), junto a su vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba (dcha), durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Gobierno del Pleno del Congreso. EFE/Archivo

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ratificado hoy que el Gobierno seguirá trabajando para lograr la recuperación económica y mantener la estabilidad financiera del país como condición indispensable para crear empleo, y lo hará, ha dicho, "con toda la responsabilidad"

"No sé si ése es un giro o no hay que girar", ha respondido Zapatero en el pleno del Congreso al portavoz de ERC, Joan Ridao, quien le ha instado a "dar un giro a la izquierda" tras escuchar al movimiento de los "indignados" y comprobar la respuesta que ha tenido en las urnas su gestión "antisocial" de la crisis.

El presidente del Gobierno apenas ha atendido a la pregunta de Ridao, ya que, al parecer, le habían informado de que el diputado catalán se iba a interesar por la dación en pago -saldar una deuda hipotecaria con la deuda de la vivienda- y, en su primera réplica, se ha limitado a leer la respuesta que traía preparada.

A su juicio, los resultados electorales deben ser analizados por cada partido y desde el Gobierno sólo cabe mostrar un "profundo respeto" y constatar la "amplia participación", dato en su opinión muy importante dados algunos discursos previos a los comicios.

Tras las elecciones, ha añadido, el objetivo fundamental del Gobierno ante "la más grave crisis económica que hemos vivido en décadas es conseguir la recuperación y mantener la estabilidad financiera de España, condición indispensable para la recuperación y para el objetivo central, que es volver a crear empleo".

Y el Gobierno lo va a hacer, ha recalcado, "con toda la responsabilidad y poniendo los intereses de España por encima de cualquier otro".

El resto de su respuesta ha estado centrada en las hipotecas, mientras Ridao le miraba con cara de extrañeza dado que ésa no era la pregunta que había registrado.

Frente a las palabras de Zapatero a favor de mantener su gestión de la crisis, el portavoz de ERC le ha recordado que el domingo, "mientras la izquierda tomaba las plazas, la derecha tomaba las urnas".

Ridao ha dejado claro que no apoyará una moción de censura contra los socialistas porque su partido no desea la vuelta de la derecha al poder, sino "que vuelva la izquierda al Gobierno", y ha cuestionado una política que ha consistido hasta ahora en "satisfacer a los mercados, salvar a los bancos y en una carrera frenética para reducir el déficit con políticas antisociales".

Reconociendo que el movimiento de los "indignados" no se alía con ningún partido, se ha hecho eco de sus reivindicaciones porque ellos creen, ha dicho, que "el sistema está contra ellos".

"¿Piensa recuperar su programa socialdemócrata mínimo con el que se presentó o seguirá barriendo la casa hacia la derecha?", ha insistido antes de pedir la dación en pago de las hipotecas, que "apriete" a los bancos para que fluya el crédito y que garantice la laicidad del Estado.

Sobre las hipotecas, Zapatero ha destacado que pronto tiene que ponerse en marcha una subcomisión en el Congreso para estudiar medidas dentro de las posibilidades del actual ordenamiento.

A su juicio, hay que mantener "una legislación equilibrada entre la solvencia de las entidades financieras, las posibilidades de obtener una hipoteca y las dificultades que los ciudadanos encuentran para poder pagarlas".

En este contexto, ha recordado que la tasa de morosidad se sitúa en el 2,6 por ciento en la vivienda libre y por debajo del 1 por ciento en la protegida.