Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Los indignados del 15-M deciden el fin de semana si siguen en Sol

La plaza permanece llena de tiendas de campaña, pero cada día se acerca menos gente

PAULA DÍAZ ·25/05/2011 - 01:00h

Los indignados del movimiento 15-M que permanecen en la Puerta del Sol de Madrid desde hace más de una semana decidirán el próximo domingo si continúan o no con la acampada en la plaza. Ese día celebrarán, a mediodía, una asamblea general donde escucharán "la voz del pueblo de Madrid" con las propuestas recogidas el sábado en la reunión de las comisiones de barrio y debatirán, de paso, el futuro de la spanish revolution.

"Lo más probable será que decidamos irnos ya", apuntó un portavoz. Y es que la plaza se queda cada día más vacía, los pasillos entre los puestos son cada vez más transitables y las asambleas, menos numerosas. "Es normal que haya menos gente porque muchos trabajan, estudian o tienen que atender cosas en casa", opinó Lola, que colabora en la comisión de Masaje, Terapias Alternativas y Psicología. "Además, ya se van haciendo relevos cada vez más organizados", añadió.

"Deberíamos convocar una huelga general para que todo el mundo pudiera estar aquí a tiempo completo", propuso Cristina, que lleva en el campamento desde el principio. "Con este calor, los curiosos que ya han tomado sus fotos han desaparecido. Sólo quedamos los que de verdad apoyamos esto", apuntó Gulliver, un señor de 63 años que ayer se ofreció a prestar ayuda.

Las protestas de los comerciantes de la zona también han obligado a los acampados a llegar a un acuerdo con los afectados. "Hemos quitado carteles de los escaparates y se han trasladado las tiendas de campaña que molestaban en las puertas de los locales", explicó Juan Cobo, uno de los portavoces.

A pesar de todo, los miembros de las diferentes comisiones continúan luchando por mantener vivo el espíritu del movimiento. De hecho, ayer se crearon dos nuevos grupos de trabajo (defensa de los animales y espiritualidad) y las tiendas de campaña ocupan cada vez más terreno frente al kilómetro cero. "Aunque haya menos gente, la acampada continúa", resumió Abdul, un marroquí que recoge firmas contra los derribos del poblado chabolista de la Cañada Real.

Protesta en la TV murciana

En otras ciudades españolas, por su parte, han decidido expandir las protestas del movimiento fuera de los límites de la plaza central.

En Murcia, unas sesenta personas irrumpieron en la televisión autonómica para protestar contra "la manipulación informativa y la explotación laboral". En Alicante, los indignados trasladaron sus quejas "contra la corrupción política" a la puerta del ayuntamiento y, en Tarragona, treinta jóvenes ocuparon la Delegación de Hacienda.

Además, en Tenerife y Valladolid han decidido organizar manifestaciones, este domingo y todos los viernes, respectivamente, para continuar con sus protestas, informa Efe.

Noticias Relacionadas