Miércoles, 25 de Mayo de 2011

El PP reta al Gobierno a medir sus apoyos en el Congreso

La portavoz conservadora, Soraya Sáenz de Santamaría, retó ayer al jefe del Ejecutivo a someterse a una cuestión de confianza

MIGUEL Á. MARFULL ·25/05/2011 - 01:00h

Figura en el manual no escrito de las victorias electorales como un recurso tan sonoro como hueco con el que el PP cumplió en su vuelta al Congreso. La portavoz conservadora, Soraya Sáenz de Santamaría, retó ayer al jefe del Ejecutivo a someterse a una cuestión de confianza para medir el apoyo de la Cámara "una vez que se ha demostrado que ha perdido la confianza de las urnas".

"Que presenten una moción de censura. A ver quién, al margen del PP, vota a Rajoy y su programa oculto, tan antisocial, que no se atreven a exponerlo", replicó el portavoz socialista consciente del carácter retórico del amago.

Cuestión de confianza y moción de censura son dos instrumentos extraordinarios de control que equivalen a un auténtico botón nuclear parlamentario. En la cuestión, la iniciativa es del presidente, en la moción, de los diputados habitualmente de la oposición. Esta exige, además, un candidato alternativo, es decir, esbozar un programa de gobierno para su votación.

Sáenz de Santamaría descartó la fórmula de la censura sólo se ha planteado dos veces desde 1978, aunque la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, no cerró la puerta de forma clara. "Habría que mirar muchas cosas, porque sólo con PP y CiU la aritmética no sale". Cospedal dio por hecho un apoyo catalán que los nacionalistas no ofrecieron.

Ningún grupo de la oposición se sumó a la idea, que aparentó distar mucho de ser la primera preocupación del PSOE en sus actuales circunstancias. "Mal de altura", resumió ayer un dirigente del Grupo Socialista para explicar la finta del PP.