Miércoles, 25 de Mayo de 2011

PSE y PP proponen un pacto al PNV para evitar que Bildu gobierne

La coalición insta a Urkullu a aclarar "con quién quiere construir" Euskadi

GUILLERMO MALAINA ·25/05/2011 - 01:00h

El candidato de Bildu Maiorga Ramirez, en un acto.

El PNV recibió ayer propuestas públicas del PP, PSE y Bildu para alcanzar acuerdos de gobierno. Socialistas y conservadores apelaron al partido nacionalista a actuar con "responsabilidad" para evitar que la coalición controle, sobre todo, la Diputación de Guipúzcoa y "paralice proyectos estratégicos" para Euskadi. Bildu, por su parte, emplazó a la formación de Iñigo Urkullu a decidir "con quién quiere construir este pueblo: con los abertzales o con los no abertzales".

El partido nacionalista se convierte así en el centro de atención con estas propuestas opuestas de PSE y PP, por un lado, y Bildu, por otro, en un momento trascendental en que las urnas han dejado el campo abierto a los pactos para decidir los gobiernos forales de Guipúzcoa y Álava e, incluso, de ayuntamientos importantes como Vitoria, San Sebastián, Andoain, Tolosa, Errenteria, Zarautz y Laudio. En los seis últimos, la coalición no tiene mayoría absoluta.

El PNV no cierra por ahora la puerta a nadie y prefiere aguardar a que las formaciones más votadas en Guipúzcoa y Álava, Bildu y PP, respectivamente, inicien la ronda de contactos con el resto de fuerzas. No obstante, el presidente nacionalista, Iñigo Urkullu, puso ayer de manifiesto de nuevo las diferencias entre su partido y Bildu en proyectos estratégicos, la política fiscal o medidas para la reactivación de la economía. Según sus palabras en Radio Popular, "a esta hora", no hay "mucha sintonía" entre el PNV y Bildu.

Sintonía de PSE y PP

El PP había dejado claro desde el primer día que su intención era hacer "todo lo posible" para evitar que Bildu gobierne la Diputación de Guipúzcoa. Ayer, los socialistas vascos se mostraron de acuerdo con tal pretensión de los conservadores. Primero lo manifestó su portavoz y candidato a la Diputación de Vizcaya, José Antonio Pastor. "No da la solvencia necesaria y podría paralizar el progreso", dijo en una entrevista en ETB, la televisión pública vasca.

La coalición está dispuesta a apoyar al PSN en Navarra sin entrar en el Gobierno

Por la tarde, el lehendakari y líder de los socialistas vascos, Patxi López, lo ratificó en su primera comparecencia pública, tras las elecciones del domingo, con un ofrecimiento al PNV y al PP para firmar pactos "plurales y diversos" y evitar que Bildu gobierne instituciones importantes, en especial la Diputación de Guipúzcoa.

"Cualquier acuerdo que suponga darles responsabilidad institucional [a Bildu] supondría la paralización de Euskadi y ello sería un error de bulto contra el país", afirmó López.

El lehendakari hizo público este ofrecimiento al PNV y al PP apenas unas horas después de que el secretario general de los conservadores vascos, Iñaki Oyarzábal, explicara la propuesta de su partido a socialistas y a la formación de Urkullu para llegar a "un gran acuerdo de estabilidad, exigencia democrática y creación de empleo".

El PP afirma que si el PSN se apoya en Bildu, peligrará el pacto en Euskadi

El PP vasco ve más fácil llegar a pactos con los socialistas, de ahí que ayer dirigiera en especial su ofrecimiento de un "gran pacto" al PNV. "Que piense con responsabilidad en el interés de todos los ciudadanos vascos y en el futuro", dijo, en contra de Bildu.

El propósito del PP es, como partido más votado en Vitoria y Álava, gobernar el Ayuntamiento de la capital alavesa y la Diputación. El PNV no renuncia a reeditar su gobierno en esta institución foral pero, si lo hiciera, los conservadores podrían apoyarle para arrebatar a Bildu la Diputación guipuzcoana. Este acuerdo contaría con el visto bueno del PSE. En un pacto global con el PP y el PNV, los socialistas vascos esperan recuperar las alcaldías de San Sebastián, Andoain, Errenteria y Pasaia, donde Bildu fue el partido más votado, pero sin lograr la mayoría absoluta.

El candidato de Bildu a la Diputación de Guipúzcoa, Martin Garitano, afirmó ayer que "nadie debe tener miedo" a la llegada de la coalición a los gobiernos de las distintas instituciones, y advirtió de que la sociedad guipuzcoana no entendería "un pacto PNV, PP y PSE" contra Bildu, que ha logrado 22 escaños, ocho más que el PNV.

En cualquier caso, Garitano afirmó que Bildu iniciará la ronda de contactos con todos los partidos, que no se cierra a que "otros puedan contribuir y colaborar en la gestión" de la Diputación guipuzcoana y que también está abierta a negociar con el PNV su apoyo en Álava a la candidatura de Xabier Agirre a diputado general. El secretario general de EA y dirigente de Bildu, Pello Urizar, apeló, por su parte, al PNV a alcanzar un acuerdo "global" en Euskadi y a decidir "con quién quiere construir este pueblo: con los abertzales o con los no abertzales".

El futuro de Navarra

El futuro de Navarra también es incierto. El candidato de Bildu a la Presidencia, Maiorga Ramirez, está dispuesto a apoyar un Ejecutivo de "cambio" del PSN, sin entrar en el mismo. NaBai también ve con buenos ojos un acuerdo con los socialistas para desbancar a la derecha. "La derecha (UPN y PP) tiene 23 escaños de 50 y el resto tenemos 27, por lo que la posibilidad de cambio es evidente", afirmó el cabeza de lista de NaBai, Patxi Zabaleta.

UPN también busca el apoyo del PSN que, por ahora, guarda silencio ante este cruce de ofertas. Según la candidata de UPN a la Presidencia, Yolanda Barcina, "en Navarra no se comprendería que el PSN gobernase con los votos de Bildu". El presidente del PP navarro, Santiago Cervera, va aún más lejos, al advertir que un pacto del PSN con nacionalistas pondría en riesgo el acuerdo del PP con el PSE en Euskadi.

Noticias Relacionadas