Miércoles, 25 de Mayo de 2011

España, a la cola de la OCDE en mujeres trabajadoras

Las madres españolas tienen más dificultades a la hora de encontrar un empleo

DIEGO BARCALA ·25/05/2011 - 01:00h

Sólo el 57% de la madres con hijos en edad escolar (a partir de 6 años) trabaja en España, nueve puntos porcentuales menos de la media de los países de laOCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), según los datos de 2009. Tan sólo en Irlanda, Grecia, Italia y Turquía las mujeres encuentran más dificultades que en España para compaginar familia y trabajo.

El informe Índice para una vida mejor presentado ayer en París compara 11 parámetros de la sociedad para medir el bienestar social. España aparece a la cola de Europa en desempleo y en educación. El paro es evidente y en formación destaca que sólo la mitad de los españoles (51%) de entre 25 y 64 años cuenta con una titulación de Educación Secundaria, muy lejos de la media de la OCDE que alcanza el 73%. El abandono escolar temprano, pese a haber descendido tres puntos en los últimos años hasta el 28,4%, sigue siendo un lastre insoportable.

España suspende, una vez más, en conciliación familiar y laboral

"La gente de todo el mundo siempre ha querido ir más allá del PIB y este indicador está diseñado para ellos, tiene un potencial extraordinario a la hora de ayudarnos a proporcionar mejores políticas para una vida mejor", afirmó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. Esa explicación sirve para señalar que pese a que España cuenta con una renta per cápita de 22.970 dólares, por encima de la media OCDE (22.284), está a la cola en otros servicios sociales.

El camino a recorrer por las mujeres es el más llamativo. El nuevo índice de la OCDE está basado en informes hechos con anterioridad que también alertaban de esta desigualdad. "La diferencia de género en cuanto al trabajo no remunerado en España es de 3 horas y 7 minutos" al día con respecto a los hombres. Sólo Italia, Portugal, Turquía y México superan a España en este asunto. El trabajo no remunerado en España representa el 41% del PIB, la quinta mayor proporción después de Japón (42%), Nueva Zelanda (43%), Australia (46%) y Portugal (53%).

Horas trabajadas

Sólo la mitad de los españoles entre 25 y 64 años tiene un título de secundaria

La canciller alemana, Angela Merkel, propuso el pasado 18 de mayo que se redujesen los periodos vacacionales en Portugal, Grecia y España. La declaración causó un gran rechazo que las estadísticas del informe corroboran. La media de horas anuales trabajadas en España es de 1.654 frente a las 1.390 de Alemania. La media de la OCDE es de 1.739. En los otros dos países señalados por Merkel, la media es de 1.719 horas en Portugal y en Grecia alcanzan las 2.119.

Alemania cuenta además con un porcentaje menor que España de trabajadores que dedican a su empleo más de 50 horas semanales. Este dato es coherente con la anterior petición que la canciller hizo a los países de la UE, en la que pidió unir el salario de los trabajadores a la productividad en lugar de al IPC.

También tienen en Alemania más tiempo libre que en España que, según la organización, "debe fortalecer sus políticas para combinar empleo y vida familiar". España es el undécimo país en horas ajenas al trabajo con 15 diarias frente a las 16 de Francia y Alemania.

Los trabajadores alemanes tienen más tiempo libre que los españoles

La gran parte de lo medido: vivienda, salud, educación, trabajo, conciliación, sociabilidad... tiene su culminación con la valoración general que se da cada ciudadano. En España el 49% considera que es feliz. La media de los países analizados es del 59%. Sin duda, la crisis económica influye negativamente en ese estado de ánimo.

El lugar donde España alcanza buenos resultados es en la esperanza de vida medida en 2008. Los españoles con 81,2 años ocupan el séptimo lugar por detrás de Suecia. El informe refleja un ascenso espectacular desde 1960. En total, España ha subido 13 puestos en medio siglo, aunque el porcentaje de personas con buena salud está a mitad de los 35 países.