Martes, 24 de Mayo de 2011

Gallardón achaca a la crisis su caída de votos

Alaba el trabajo de Aguirre, que le superó en la capital

YOLANDA GONZÁLEZ ·24/05/2011 - 23:25h

YOLANDA GONZÁLEZ - Alberto Ruiz-Gallardón, ayer, en un acto público tras la rueda de prensa. EFE

Que un socialista y un conservador coincidan a la hora de interpretar resultados electorales no deja de sorprender. Y más si la coincidencia es con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Es lo que ocurrió este martes en la rueda de prensa con la que el alcalde en funciones de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y su mano derecha, Manuel Cobo, hicieron balance de los resultados cosechados el 22-M.

Cuando tocó explicar por qué han perdido más de 120.000 votos respecto a 2007, el regidor municipal recurrió a la crisis económica. Se trata del mismo argumento que puso sobre la mesa el líder de los socialistas la noche del domingo tras conocer el desplome de su formación en las autonómicas y municipales.

Pese a que Gallardón entró a la sala preparado para enfrentarse a cuestiones sobre un posible desgaste de su candidatura, costó mucho que entrara a analizar la fuga de votos. Concretamente, tres preguntas. Los periodistas insistían, pero él se iba por las ramas: que si agradecía a los madrileños su apoyo, que si invitaba a analizar "el fenómeno" de la entrada de UPyD en el Ayuntamiento (5 escaños), que si recordaba que el PP ha conseguido seis mayorías absolutas en el ayuntamiento... Hasta que por fin la crisis entró en escena.

"Hay que ver en qué circunstancias hemos gobernado estos cuatro años, cuáles han sido las consecuencias de la crisis económica, que no han sido iguales para todas las administraciones públicas, y lo que eso ha supuesto", esgrimió Gallardón, para después mencionar el "hachazo presupuestario" de más de mil millones de euros aprobado a mitad de legislatura para readaptar las cuentas municipales a la situación económica. "Como es lógico y normal, esto afecta a muchos ciudadanos", añadió.

Antes, Cobo, jefe de campaña del PP en el Ayuntamiento de Madrid, ya se había encargado de preparar el terreno a su jefe: "Hay una crisis muy grave que genera que desde el Gobierno se adopten algunas medidas que algunos no han compartido [...]. No se puede gobernar igual con un presupuesto que cuando tienes que priorizar", valoró.

Deuda

Lo que no citó el alcalde entre las causas que le han hecho perder votos es la deuda que ha contraído en el Consistorio. El de Madrid es el Ayuntamiento más endeudado de España, con 6.453 millones de euros. Gran parte de esta cifra se corresponde con proyectos estrella como el Palacio de Cibeles o el soterramiento de la M-30. Tampoco mencionó la subida del IBI o la instauración de la tasa de basuras.

Al dirigente conservador también le tocó valorar por qué la presidenta de la Comunidad le aventaja en más de 40.000 votos en la capital. "Porque Esperanza ha hecho un trabajo estupendo en la gestión, en la campaña y se ha ganado el aprecio y la simpatía de los madrileños". Sonó casi irónico.

En el entorno del regidor achacan esta diferencia a que algunos ciudadanos han optado por castigar en las urnas tasas como el IBI o la de basuras. También destacan el papel de algunos medios de comunicación de orientación conservadora que han movido al voto a favor de Esperanza Aguirre y no al alcalde. Con este argumento justifican también parte del ascenso de UPyD.