Miércoles, 25 de Mayo de 2011

La defensa del IRPF

El Atlético sospecha que el Madrid está detrás de la escena que montó el lunes el Kun

LADISLAO JAVIER MOÑINO ·25/05/2011 - 08:00h

LADISLAO JAVIER MOÑINO - Agüero conduce un balón ante la mirada de Di María. fernando sánchez

El Atlético sospecha que el Madrid está detrás del paso que el lunes dio el Kun, primero con la escena que montó acudiendo a las oficinas del club sabiendo que no estaban ni Gil Marín ni Cerezo y después emitiendo un comunicado en su web en donde aireó sus deseos de marcharse. En el club sienten indignación porque el jugador se personara en las dependencias del estadio pese a haberle informado, tras su llamada avisando de que acudiría con su agente, de que no se encontraba ninguno de los máximos dirigentes rojiblancos. El club barrunta que Agüero, del que esperan que les diga a dónde se quiere marchar, montó la escena para justificar su posterior comunicado.

En el Atlético se intuye que ese movimiento acelerado e inesperado responde a que el Madrid le ha dicho al jugador que sea él mismo quien convenza a Gil Marín para que se avenga a negociar. "No tenemos nada que ver en el movimiento del Kun ni nada que decir", aseguran fuentes del Madrid.

Gil Marín deja claro ante el Consejo que no negociará con los blancos

Florentino Pérez no quiere abrir un frente hostil con el Atlético porque se comprometió con Gil Marín a adquirir al jugador sólo mediante una negociación y no a través del desembolso de la cláusula de rescisión, establecida en 45 millones de euros, pero a la que el pago del IRPF (22,5) y del IVA (8) eleva hasta los 75, 5 millones de euros. Gil Marín, máximo accionista, se mantuvo ayer firme ante el Consejo de Administración del Atlético en su negativa a negociar con el Madrid. Con el Juventus o el Chelsea no pondría problemas, hasta lo vería como un alivio ante la que se organizará si el Kun viste de blanco. Ahí es inflexible Gil Marín porque dio su palabra de que el jugador nunca iría al Madrid. La afición, que se teme lo peor, que el destino acabe siendo el eterno rival, se ha quedado grogui por el golpe emocional que le ha propiciado un futbolista al que ha venerado como si fuera de la cantera y al que jamás perdonaría la alta traición. En las redes sociales se ha extendido la idea de organizar a partir de hoy una acampada en los aledaños del Calderón para mostrar su indignación por la gestión del club. La marcha del Kun puede ser la gota que colme el vaso.

La reunión del Consejo figuraba en su agenda desde hace tiempo con el fin de discutir la planificación deportiva bajo un prisma de desinversión. La base principal de esa reducción de gastos serían los ingresos obtenidos por la marcha de De Gea al Manchester y el ahorro del alto sueldo de Forlán. Nunca se contempló la salida del Kun para este verano. En el diseño del futuro deportivo más inmediato siempre estuvo el argentino, aunque la liberación de sus altos emolumentos y el fuerte ingreso 45 millones de euros como mínimo que dejaría su marcha encajarían bien en esa política ahorradora.

El asunto del Kun, que ocupó el mayor tiempo del Consejo, dejó en el aire la reestructuración interna que pretende Gil Marín. Esta pasa por alejarse él y Cerezo también de la dirección, para dejarla en manos de profesionales con pedigrí colchonero. Sin embargo, la negativa de Toni Muñoz a ocupar el cargo de director deportivo que ejercía García Pitarch, y la de Kiko, al que se le ofreció ser el enlace entre el vestuario y el club e incluso con los medios, han dejado en el aire esta reestructuración.

Noticias Relacionadas