Martes, 24 de Mayo de 2011

Estados Unidos estrecha lazos con los rebeldes libios

El Gobierno de Obama invita a los sublevados a abrir una oficina en Washington

PÚBLICO ·24/05/2011 - 22:00h

REUTERS - Rebeldes con una ametralladora, en Misurata. -

Estados Unidos parece estar dejando atrás sus reticencias iniciales a reconocer plenamente a los rebeldes que, desde hace tres meses, tratan en vano de derrocar a Muamar Gadafi en Libia.

El secretario de Estado adjunto para Oriente Próximo, Jeffrey Feltman, afirmó en Bengasi que Gadafi "ha perdido toda legitimidad para dirigir el país" y que el Consejo Nacional de Transición libio (CNT) es el legítimo representante del pueblo libio. Feltman, el funcionario norteamericano de más alto nivel que ha visitado Libia, informó después de que la dirección rebelde ha aceptado una "invitación formal" del presidente Barack Obama para abrir una oficina de representación en Washington. EEUU ha pedido a su vez a los diplomáticos libios que representan al régimen de Gadafi que "cierren la legación" en la capital estadounidense.

Mientras Occidente estrecha los lazos con los opositores libios (el portavoz del Ministerio francés de Asuntos Exteriores, Bernard Valero, confirmó que el CNT nombrará "en breve" a un representante permanente en París), la OTAN arrecia los ataques en Libia.

Gran ofensiva de la OTAN

Durante la madrugada, los aviones de la Alianza llevaron a cabo una gran ofensiva en Trípoli que, según fuentes de la Alianza citadas por Efe, ha sido la más importante "en una zona concreta" desde el inicio de la intervención militar extranjera en marzo.

El CNT nombrará "en breve" a un representante permanente en París

La cadena qatarí Al Yazira informó de que durante la noche se habían oído al menos 12 fuertes explosiones, algunas cerca del complejo presidencial en Bab al Aziziya. De acuerdo con el comunicado difundido por la OTAN después, el ataque, efectuado con misiles teledirigidos, logró destruir un depósito de carros de combate que se habían utilizado para atacar a "civiles inocentes".

El portavoz del régimen libio, Musa Ibrahim, también habló de "civiles inocentes": las tres personas que, según dijo, murieron en el ataque. La agencia oficial Jana elevó luego la cifra de víctimas a 19 muertos y 150 heridos.