Martes, 24 de Mayo de 2011

Estudio EEUU halla más muertes en hospitales los fines de semana

Reuters ·24/05/2011 - 18:55h

Por Alison McCook

Las personas hospitalizadas los fines de semana son un 10 por ciento más propensas a morir que las internadas durante la semana, según revela un estudio sobre unos 30 millones de pacientes efectuado en Estados Unidos.

Aunque un 10 por ciento no parezca una gran diferencia, cuando se aplica a la población de Estados Unidos, equivale a decenas de miles de muertes por año, explicó el autor del estudio, Rocco Ricciardi, de la Escuela de Medicina de la Tufts University.

"En otras palabras, cada año mueren unas 20.000 a 25.000 personas en el país por ingresar a un hospital un fin de semana", dijo el experto.

Los resultados surgen del análisis de una muestra nacional de casi 30 millones de personas internadas en hospitales de 35 estados en cinco años. Los motivos eran "no electivos", lo que representa a la mayoría de las hospitalizaciones.

En Archives of Surgery, el equipo de Ricciardi escribe que el 2,7 por ciento de los pacientes internados durante el fin de semana murió en el hospital, comparado con el 2,3 por ciento de las personas internadas en la semana.

Se desconoce exactamente la causa de esa diferencia, aclaró Ricciardi.

En el análisis, el equipo pudo descartar la posibilidad de que los pacientes sufran accidentes más riesgosos los fines de semana. Pero sí es posible, dijo, que la atención varíe esos días.

"O los pacientes que ingresan al hospital los fines de semana están más graves o el hospital no los trata correctamente", concluyó Raman Khanna, de la University of California en San Francisco, quien no participó del estudio.

Dado que el equipo no halló diferencias en la frecuencia de traumatismos y que tuvo en cuenta si los pacientes atendidos los fines de semana tenían otras enfermedades, "los autores podrían confirmar que se trata de la segunda opción", añadió.

Las categorías que peor pronóstico tuvieron los fines de semana fueron las complicaciones del embarazo, los problemas ginecológicos, los trastornos sanguíneos y de la médula ósea, y los problemas circulatorios y nerviosos.

Los resultados sugieren, según Khanna, que los hospitales deberían concentrar sus esfuerzos en esas enfermedades, "ya que existen soluciones efectivas y no tan costosas como el aumento de la cantidad de enfermeros por pacientes en todos los hospitales los fines de semana".

FUENTE: Archives of Surgery, online 16 de mayo del 2011