Martes, 24 de Mayo de 2011

Dentistas de EEUU dudan en tratar a niños con cobertura estatal

Reuters ·24/05/2011 - 18:12h

Por Genevra Pittman

Los dentistas están menos dispuestos a recibir a niños que necesitan atención de emergencia si son afiliados a la cobertura federal estadounidense Medicaid que si tienen cobertura privada, revela un estudio de Cook County, en Illinois.

Hasta los consultorios odontológicos inscriptos en Medicaid y el Programa de Cobertura de Salud Infantil estaban más dispuestos a tratar a niños con seguro privado que con el plan estatal para las familias de bajos ingresos, según los resultados publicados en la revista Pediatrics.

"Creo que todo se reduce a los incentivos financieros y la carga administrativa", dijo Nancy Maserejian, de los Institutos de Investigación de New England, en Watertown, Massachusetts. "El dinero que Medicaid reembolsa por el mismo procedimiento es mucho menos", agregó Maserejian, ajeno al estudio.

El equipo de la doctora Karin Rhodes, de la University of Pennsylvania, entrenó a seis mujeres para que simulen ser las madres de un varón de 10 años que se había roto un diente frontal, una lesión que exige atención de urgencia.

Las mujeres hicieron dos llamadas al azar a 85 consultorios odontológicos del condado, con un intervalo de cuatro semanas, con la misma historia, pero con una diferencia: en un llamado decían que tenían cobertura de Medicaid y en el otro, el seguro privado Blue Cross.

A dos tercios de las mujeres que dijeron tener Medicaid les respondieron que sus hijos no podrían tener la cita médica, a diferencia de menos del 5 por ciento cuando tenían la cobertura privada.

Y entre los médicos de Illinois registrados en Medicaid, se les negó la cita al 30 por ciento de los niños, mientras que todos aceptaron atenderlos cuando las mujeres ofrecían pagar en efectivo.

Los autores señalan que hasta los consultorios que no están registrados en Medicaid pueden recibir el reembolso estatal por procedimientos de emergencia.

"Los programas estatales de Medicaid suelen ser muy burocráticos", dijo Tegwyn Brickhouse, responsable de odontología pediátrica de la Virginia Commonwealth University. "Tienen tarifas variables (...) Es muy complejo para poder tratar al paciente y completar el formulario", precisó.

Amy Martin de la Escuela Arnold de Salud Pública de la University of South Carolina, quien estudia el acceso a la atención dental, señaló que aunque poder recibir la atención es difícil en muchos sitios, los resultados no deberían generalizarse a otros lugares del país.

Cook County, que incluye la ciudad de Chicago, es una zona con gran cantidad de residentes con seguro de salud, agregó, lo que quiere decir que los dentistas pueden sobrevivir si tratan sólo a los pacientes con seguro privado.

"Hay poca motivación comercial en Cook County para aceptar nuevos pacientes de Medicaid", lo que no ocurriría en condados rurales y pobres que dependen del programa público para seguir funcionando, dijo Martin, que no participó del estudio.

Martin aclaró que los resultados tampoco se aplican a otros estados con programas de Medicaid que reembolsan valores más altos que el de Illinois. Allí, según los autores, los reembolsos son de la mitad del costo que cobran los dentistas por sus servicios.

FUENTE: Pediatrics, online 23 de mayo del 2011