Martes, 24 de Mayo de 2011

Estados más pobres de Africa cuidan de los niños mejor que ricos

Reuters ·24/05/2011 - 17:49h

Las naciones ricas en petróleo Sudán y Angola se encuentran entre las peores de Africa en el cuidado de los niños, mientras que las más pobres como Tanzania, Mozambique y Níger son las mejores en esa tarea, mostró el martes un estudio.

Una investigación del Foro Africano de Política Infantil (ACPF por su sigla en inglés) observó la salud, educación y otros gastos sociales -como proporción del presupuesto general- para medir el compromiso de los gobiernos en el cuidado de los niños, aspecto clave para mejorar los pronósticos económicos nacionales a largo plazo.

Los países más pobres fueron los mejor calificados, ya que dedican una porción mayor de su gasto a programas sociales, indicó el reporte, mientras que las naciones más adineradas de la región, como Angola, Guinea Ecuatorial y Sudán, obtuvieron los peores resultados.

El informe no especuló sobre los motivos detrás de esta diferencia.

Sudáfrica, la mayor economía del continente, se ubicó dentro de los mejores 10 países en cuidado infantil de la región debido al despilfarro en el presupuesto educativo, que representa alrededor del 20 por ciento del gasto total del Gobierno.

No obstante, el sistema escolar -una de herramientas usadas por el Gobierno de la minoría blanca para oprimir a los negros durante décadas antes de la llegada de la democracia en 1994- sigue estando en mal estado, ubicado en el lugar 130 entre los 139 países del Informe Global de Competitividad 2010-2011 del Foro Económico Mundial.

El director del ACPF, David Mugawe, instó a los gobiernos africanos a cumplir con los compromisos tomados hace una década para impulsar el gasto en educación y salud, que recibe apenas entre el 4 y el 6 por ciento del presupuesto en la mayoría de los países.

"Estamos tanto consternados como disgustados por la brecha entre lo que decimos y lo que hacemos en Africa por nuestros niños", dijo Mugawe.

"Si Africa quiere lograr mejores estándares de vida y competir en la arena internacional, debemos invertir en nuestros chicos, y eso debe verse reflejado en nuestras prioridades presupuestarias", añadió.