Martes, 24 de Mayo de 2011

El rey dejará la vela de alta competición en septiembre

El armador del 'Bribón', José Cusí, ha anunciado que Juan Carlos I disputará su última prueba de alta competición de vela el 17 de septiembre

EFE ·24/05/2011 - 12:58h

EFE - El rey ha sido patrón del 'Bribón' durante casi cuarenta años.

El rey Juan Carlos I dejará la vela de alta competición el próximo 17 de septiembre, última jornada del Trofeo Conde de Godó de Barcelona que cerrará el Circuito Audi MedCup 2011, según ha asegurado el armador José Cusí.

Con esta decisión, concluye una época en la vela española, la de la saga del Bribón, que casi durante cuarenta años han compartido el armador barcelonés y Don Juan Carlos y cuyo nombre seguirá en unidades más pequeñas como el Platú 25 o el Melges 32.

"Eso no significa que vayamos a dejar de navegar, pero si seguimos ya será en barcos más tranquilos. A nuestra edad competir en un Transpac52 es ya todo un riesgo por la gran exigencia física que se precisa, pero la afición no se pierde nunca", declaró Cusí a Efe durante el desarrollo en Cascais (Portugal) de la primera etapa de la Audi MedCup 2011.

Durante casi cuatro décadas, el nombre de Bribón quedó reflejado en la popa de quince barcos, en catorce de los cuales Don Juan Carlos ha sido el patrón.

Al respecto del nombre, Cusí explica que el nombre de Bribón lo meditó mucho. "A todos mis barcos siempre les puse nombres relacionados con su función. Al final opté por ese nombre a mis barcos de regatas porque para competir en ellas se necesita ser sagaz, agresivo y también un poco pillo", afirmó.

Una historia que comenzó en 1972

El Bribón I (Elvstrom-Half Tone), botado en 1972, fue el que abrió la saga. Por entonces, José Cusí aún no competía junto al rey y el barco fue adquirido por el armador catalán en la Feria de Valencia, donde el monarcas también compró un modelo gemelo, llamado 'Shere-Kan'.

En 1972, después de los Juegos Olímpicos de Munich donde el entonces príncipe Juan Carlos participó en la clase Dragon de vela, fue cuando Cusí y él decidieron unir sus fuerzas y poco después empezaron a competir en el Bribón II (un One Tone de 9 metros de eslora), en representación del Real Club Náutico de Barcelona y con Paco Blasco como timonel.

En estos años, Don Juan Carlos y José Cusí han seguido intensamente todo tipo de deportes: "Seguimos juntos los Juegos Olímpicos, campeonatos mundiales y europeos. Todos los días teníamos nuestro tiempo dedicado a la preparación de nuestros barcos para regatas: hablábamos de la tripulación, veíamos nuevos proyectos para el casco y velas, miramos para elegir los mejores materiales".

Cinco Copas del Rey, dos Sardinia Cup, doce Copas de España, 11 trofeos Conde de Godó, una Copa de la Reina, tres Trofeos Príncipe de Asturias y otras muchas victorias, son el palmarés de esta saga única.

"Esto es lo que me hace sentir vivo, trabajando para un propósito y, a continuación, lograrlo; como en la vida, como en mi trabajo. Por eso el rey y yo tenemos mucho en común", añade el armador, de 77 años (Barcelona, 13/01/1934), cuatro más que Don Juan Carlos.

A punto de cumplirse cuatro décadas de la saga, compite el Bribón XV, el primero que no es de nueva construcción, ya que Cusí apuesta por la reducción de costes. El barco es el Tp52, ex Matador del armador argentino Alberto Roemmers, construido en 2009 en Alginet (Valencia) y diseñado por Rolf Vrölijk, que está al mando de Gonzalo Araújo.