Miércoles, 16 de Enero de 2008

Caldera destaca que el pleno empleo y bienestar social serán ejes del programa electoral del PSOE

EFE ·16/01/2008 - 08:13h

EFE - Imagen de archivo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El pleno empleo y el bienestar social serán uno de los ejes en los que se basará el programa electoral del PSOE, según el borrador presentado hoy por su coordinador electoral, Jesús Caldera.

Así se expresó Caldera durante la presentación de dicho borrador que hoy fue analizado por su Ejecutiva, a la espera de la aprobación definitiva que tendrá lugar en la Conferencia Política que se celebrará en Madrid los días 26 y 27 de enero.

El también ministro de Trabajo subrayó que bienestar social y pleno empleo "no son incompatibles" y afirmó que sin una visión optimista no se podrá mejorar la economía española, mientras que "quienes pronostican catástrofes" difícilmente podrán plantearse futuros objetivos.

En este sentido, afirmó que el PP "está metiendo miedo a los ciudadanos", cuando el futuro "no es una amenaza, sino una oportunidad".

Anunció que la memoria económica que incluirá el programa definitivo del PSOE evaluará el incremento de los gastos y de los ingresos, es decir "la sostenibilidad económica del programa" para ver si los recursos que hay actualmente son suficientes.

En materia de política fiscal, Caldera destacó que durante el mandato del PP no se actualizaron las tarifas del IRPF en función de la inflación, algo que el PSOE sí ha hecho en la presente legislatura.

Así, destacó que si hay margen para una nueva reducción fiscal se hará, aunque advirtió de que "hay muchas políticas que han de ser financiadas con impuestos".

Además, insistió en que el PP todavía no ha explicado cómo va a financiar su propuesta de reducción impositiva e ironizó diciendo que "a lo mejor lo hace con el brutal decreto del señor Arias Cañete".

En cualquier caso, Caldera insistió en que si el PSOE gana las elecciones no subirá la presión fiscal y mejorará las prestaciones sociales.

Además, recordó que el PSOE eliminará el Impuesto sobre Patrimonio "porque grava el ahorro, no es moderno y no tiene razón de ser" y añadió que en el Impuesto sobre Sucesiones, se elevará el mínimo exento.

En cuanto al Impuesto de Sociedades, afirmó que si hay margen para una nueva reducción se tratará de beneficiar de forma especial a las pymes.

Caldera insistió en que el empleo "es el mejor cinturón de seguridad para la sociedad española" y recordó que en el 90 por ciento de los hogares trabaja al menos uno de sus miembros.

El borrador del programa electoral prevé la creación de dos millones de nuevos empleos y aumentar la tasa de actividad por encima del 70 por ciento (que será del 60 por ciento para las mujeres) alcanzando así el objetivo de Lisboa.

Además, el PSOE se compromete a reducir la tasa de desempleo hasta situarla en el entorno del 7 por ciento y reducir la tasa de temporalidad hasta el 25 por ciento.

Para conseguir todo esto los socialistas pondrán en marcha nuevas medidas para el empleo de calidad en igualdad de oportunidades y más políticas públicas para promover el empleo y hacer efectivos los derechos sociales.

Asimismo, se tomarán iniciativas para reforzar a los interlocutores sociales y promover la participación de los trabajadores y para fomentar la inmigración ligada al empleo.

Para desarrollar el empleo de calidad, se aumentará el SMI hasta 800 euros, se promoverá el trabajo estable con la ampliación de la cotización diferencial por la contingencia de desempleo entre los contratos indefinidos y los de duración determinada, manteniendo el equilibrio financiero del sistema de protección.

Con el fin de promocionar el trabajo para todas las edades se incentivarán los contratos de trabajo formativos y se aprobará el Estatuto del Becario en las empresas.

También se pondrá en marcha una ley contra la siniestralidad laboral con la incorporación de mil nuevos inspectores de trabajo.

Para aumentar la productividad, el programa electoral del PSOE apoyará la creación de nuevas empresas innovadoras y buscará mejorar el capital físico, tecnológico y humano de la economía.

Así, se bonificará con 500 euros anuales sobre la cuota de la Seguridad Social a cargo del empresario que sea mujer joven o inmigrante para el primer trabajador contratado de forma indefinida.

Además, habrá una deducción del diez por ciento en el IRPF para los particulares que inviertan en proyectos de emprendedores.