Martes, 24 de Mayo de 2011

La Alhambra está en Nueva York

Si en una escapada a la Gran Manzana entra morriña, el Jardín Botánico invita a descubrir el "paraíso español" de Granada.

PÚBLICO ·24/05/2011 - 08:20h

La exuberancia de los jardines de la Alhambra de Granada protagoniza una muestra en el Jardín Botánico de Nueva York, que evoca los olores, los colores y la arquitectura de uno de los jardines más bellos del mundo. La muestra combina vegetación de origen mediterráneo, fuentes y otros elementos arquitectónicos para ilustrar la integración de naturaleza y diseño en este delicioso oasis granadino. Y los cipreses, las plantas lavanda o mirto y los árboles frutales como granados o limoneros, todos presentes en la Alhambra, impregnan la atmósfera del botánico neoyorquino, situado en el barrio de El Bronx.

Visitable hasta el próximo 21 de agosto bajo el título de Un paraíso español, la exposición cuenta con una extensión de más de 1.300 metros cuadrados, en la que además de la vegetación, unas fuentes y canales evocan la forma y la simetría de la arquitectura árabe, así como su tratamiento del agua. Un reflejo de la realidad en la que han trabajado expertos en plantas, arquitectura e historia de todo el mundo y que busca animar a los neoyorquinos y turistas a visitar los jardines en España.

El recorrido se completa con una muestra de documentos de la Hispanic Society of America (HSA) sobre los primeros turistas que visitaron este complejo, y de un paseo poético con trabajos seleccionados por Federico García Lorca (1898-1936). Todos los textos del poeta granadino hacen referencia a plantas y flores que se pueden encontrar en la Alhambra y se reproducen en paneles a lo largo de la muestra, siempre cerca de las plantas a las que se refieren los versos, además de completarse con un comentario en audio que los visitantes pueden escuchar a través de sus teléfonos móviles.

Entre los artistas y viajeros que dejaron su testimonio sobre los jardines ocupa un lugar destacado el estadounidense Washington Irving (1783-1859), que al ser embajador de su país en España tuvo un acceso privilegiado a la Alhambra. Irving llegó a vivir en el interior del complejo, en el que se inspiró para escribir su célebre Historias de la Alhambra, un compendio de cuentos en la corriente del romanticismo que contribuyó a popularizar la imagen mítica de este lugar.

Más información
‘Paraíso español'

Lugar:
Jardín Botánico, Nueva York
Fecha:
Hasta el 21 de agosto

 

 

Noticias Relacionadas