Miércoles, 16 de Enero de 2008

En España hace falta sangre por la bajada generalizada de las reservas

EFE ·16/01/2008 - 18:46h

EFE - La Federación Española de Donantes de Sangre ha hecho hoy un llamamiento a la población para que acuda a donar a los Centros y Bancos de Sangre ante la generalizada bajada de las reservas, causada sobre todo por el descenso de las donaciones durante las pasadas fiestas navideñas.

La Federación Española de Donantes de Sangre ha hecho hoy un llamamiento a la población para que acuda a donar a los Centros y Bancos de Sangre ante la generalizada bajada de las reservas, causada sobre todo por el descenso de las donaciones durante las pasadas fiestas navideñas.

Otro de los factores a los que obedece la situación general de escasez de sangre en España, observada en la práctica totalidad de las Comunidades Autónomas, es la actual epidemia de gripe, ya que obliga a muchas personas a posponer su donación hasta estar recuperadas.

Además la demanda se ha incrementado debido a la fuerte actividad quirúrgica desarrollada con el comienzo de año, y al cada vez mayor número de trasplantes de órganos.

La federación de donantes recuerda que la solución del problema está en manos de las personas que, teniendo buena salud, tengan la solidaridad de compartir su sangre con los que la necesitan, los enfermos y los accidentados, grupos de los que cualquier individuo puede formar parte en algún momento.

En España se producen 38 donaciones por cada mil habitantes, pero el índice ideal debería alcanzar las 43 donaciones, por lo que la diferencia compromete el normal abastecimiento en periodos claves del año, como ocurre estos días.

El llamamiento de la federación pretende tanto solventar la situación puntual de necesidad como concienciar a la población para que colabore en la consolidación de un ciclo de donación habitual.

Según un reciente estudio sociológico sobre la donación de sangre en España, elaborado por la Fundación Nacional FUNDASPE, el 90 por ciento de los donantes habituales saben bien que es erróneo pensar que es mejor donar sangre solo en los momentos de necesidad grave.

El 82 por ciento de este colectivo considera que donar es una obligación moral y un punto firme en su vida como ciudadano, y el 84 por ciento piensa que también es beneficioso para ellos porque mantiene controlada su salud.