Martes, 24 de Mayo de 2011

Una sangría de votos en las grandes plazas

El descenso socialista en Madrid, Andalucía y Catalunya suma 703.299 votos, lo que supone casi la mitad del millón y medio perdidos respecto a 2007

CAROLINA MARTÍN ·24/05/2011 - 08:20h

No hay comunidad donde el PSOE haya logrado mantener este 22-M los resultados obtenidos en las elecciones locales 2007. En todas pierden apoyos, pero son tres plazas las que concentran la mayor sangría de votos respecto a los anteriores comicios en términos absolutos: Madrid, Andalucía y Catalunya. Del millón y medio de papeletas perdidas por el partido en estas municipales, casi la mitad (703.299) procedieron de esas tres autonomías.

Estos territorios acumulan un considerable poder orgánico en el PSOE y son clave para sus expectativas en las próximas elecciones generales. En la Comunidad de Madrid, los candidatos a alcaldes y concejales presentados por el PSOE recibieron 256.928 votos menos que en 2007, que representan el 26,16% del total de los sufragios. Este porcentaje es superior a la pérdida de apoyos del Partido Socialista de Madrid (PSM) en las elecciones autonómicas. La candidatura encabezada por el debutante Tomás Gómez es la tercera que menos pierde, en términos porcentuales, de las 13 que concurrían a estas elecciones. El secretario general del PSM se deja un 7,34% de los sufragios de 2007. No obstante, el dirigente socialista deja al partido con un suelo de votantes del 26,23%. El nivel más bajo desde las primeras elecciones autonómicas en 1983.

En los comicios locales, los socialistas han perdido votos en todas las comunidades

La segunda fuga de votos más pronunciada se ha producido en Andalucía, el feudo socialista que el PP aspira a ganar en marzo 2012 y donde ya han conquistado las ocho capitales de provincia. La espectacular subida del PP se ha traducido en un descenso de 243.041 papeletas del PSOE, un 15,62% menos. Por provincias, la pérdida de apoyos a los socialistas se acentúa en Cádiz, donde sus votos han caído un 14,56% respecto a 2007.

En Catalunya, los socialistas suman un nuevo varapalo electoral, tras el cosechado en las elecciones de noviembre de 2010 y que conllevó el desalojo de la Generalitat. En esta comunidad, el Partido Socialista de Catalunya (PSC) ha contabilizado 203.330 papeletas menos que hace cuatro años, una bajada del 21,99%. Esta merma en los apoyos se ha traducido en la pérdida del Ayuntamiento de Barcelona, que había sido gobernado ininterrumpidamente por el PSC desde 1979, y el de Girona.

El ranking municipal

El PSOE sólo mejora en la provincia de Ourense, donde sube un 1,04% respecto a 2007

También son significativas, en términos relativos, las pérdidas de votos del PSE en Euskadi, que se deja el 42,57% de las papeletas conseguidas en 2007 (131.376) y 98 concejales, convirtiéndose en la autonomía donde los socialistas pierden más en términos porcentuales. En segunda posición se sitúa Canarias, donde el PSOE sufre un descenso del 28,29% de votos. Le sigue Madrid, con un 26,16% de papeletas menos.

En el extremo contrario cabe destacar Galicia. Aunque el PSOE gallego ha recibido un 13,9% menos de sufragios que en 2007, cuenta con la única provincia en la que los socialistas han mejorado su resultado. En Ourense, el PSOE ha obtenido el 28,48% de los votos, un 1,04% más. La formación liderada por Pachi Vázquez, que ha perdido A Coruña, Santiago y Ferrol, ha conseguido mantener también las alcaldías de Vigo, Ourense y Lugo.

Cantabria es la comunidad donde el PSOE baja menos en las locales (un 3,96%), aunque allí es difícil perder apoyos porque tenía pocos. Le sigue Castilla-La Mancha, donde se deja el 9,98%, y Extremadura, con un 12,77% menos de votos.

En términos porcentuales, el candidato autonómico que menos baja es el navarro Roberto Jiménez

El ascensor autonómico

En estas dos comunidades, que hasta el pasado domingo habían estado gobernadas por mayorías absolutas del PSOE desde 1983, son precisamente las únicas donde los socialistas han logrado más del 40% de respaldo en las autonómicas. En Extremadura, los votos al candidato Guillermo Fernández Vara se han reducido un 9,51%. Lo suficiente para que necesite del apoyo de IU para gobernar. Un porcentaje de sufragios similar al que ha perdido José María Barreda en Castilla-La Mancha, pero que en este caso ha permitido al PP obtener la mayoría absoluta.

Entre los candidatos autonómicos que han perdido más votos destaca el canario José Miguel Pérez. En los últimos cuatro años, su base electoral se ha reducido un 13,53%. Le sigue en Asturias Javier Fernández, que no podrá optar a la Presidencia del Principado. El sucesor de Vicente Álvarez Areces ha obtenido el 29,77% de los sufragios, un 12,27% menos que en 2007. La tercera plaza la ocupa Eva Almunia, que ha encabezado la lista en Aragón, y que ha visto recortados los apoyos en un 12,16% en el mismo periodo de tiempo.

Entre las comunidades con menor descenso este 22-M, a nivel autonómico, se sitúan Navarra y el País Valenciá. El número uno del PSN, Roberto Jiménez, ha obtenido el 15,8% de los votos, lo que representa una caída del 6,6% respecto a 2007, cuando concurrió Fernando Puras. El candidato en el País Valenciá, Jorge Alarte, ha logrado el 27,5% de los sufragios, un 6,7% menos que el resultado de Joan Ignasi Pla hace cuatro años.

Noticias Relacionadas