Lunes, 23 de Mayo de 2011

Los talibanes asaltan una base aérea de la Armada paquistaní

La inteligencia afgana afirma que el mulá Omar ha muerto, pero la insurgencia lo desmiente

PÚBLICO ·23/05/2011 - 23:30h

PÚBLICO - Incendio en la base aérea de Karachi, atacada ayer. AFP

En un nuevo acto de venganza por la muerte de Osama bin Laden, los talibanes lanzaron uno de sus ataques más audaces contra las Fuerzas de Seguridad paquistaníes. Un comando de seis insurgentes, armados con pistolas, granadas y lanzacohetes, asaltaron en Karachi la base aérea de Mehran, gestionada por la Armada paquistaní, y tuvieron en jaque al Ejército 16 horas.

Durante ese lapso de tiempo, murieron diez soldados y tres de los insurgentes, mientras decenas resultaron heridos, según el ministro de Interior, Rehman Malik. Fuentes de la base de Mehran elevaban las víctimas del ataque a más de una veintena.

La operación empezó alrededor de las 22.30 del domingo, cuando los talibanes escalaron el muro de hormigón, cortaron el alambre de espino que lo corona y entraron en la base sin ser detectados. Allí prendieron fuego con un lanzacohetes a un avión de patrulla marítima y dejaron inservible otro antes de empezar a disparar indiscriminadamente.

La operación insurgente, la más osada desde el ataque al cuartel general del Ejército paquistaní en 2009, ha vuelto a poner en entredicho la seguridad de las instalaciones militares paquistaníes. "Si pueden entrar en una base así, ¿cómo puede ser Pakistán un país seguro?", se preguntaba este lunes Mazhar, un ingeniero de 28 años.

Por otro lado, los servicios de inteligencia afganos anunciaron este lunes la muerte en Pakistán del líder talibán afgano, el mulá Omar. Sin embargo, un portavoz insurgente desmintió la noticia.