Lunes, 23 de Mayo de 2011

Grecia decide avanzar de inmediato en privatizaciones y mayores recortes

EFE ·23/05/2011 - 17:20h

EFE - El primer ministro griego George Papandreou a su llegada a la reunión del Consejo de Ministros en el Parlamento Griego en Atenas (Grecia) hoy, lunes, 23 de mayo de 2011.

El Gobierno griego decidió hoy avanzar de forma urgente en la adopción de nuevas medidas de austeridad para ahorrar 28.000 millones de euros hasta 2015, y obtener otros 50.000 millones adicionales de privatizaciones y activos estatales, ante el peligro de quedar sin ayuda externa que lo salve de la quiebra.

En una reunión ministerial de seis horas, el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, presentó un plan de inmediatas privatizaciones de empresas estatales y para obtener fondos a partir del próximo mes hasta 2015.

Espera así que el Estado recaude 50.000 millones de euros, equivalente al 20 % del Producto Interior Bruto (PIB).

El ministro heleno de Finanzas, Yorgos Papaconstantínu, anunció que "para acelerar el proceso, se creará un fondo soberano compuesto de privatizaciones y reestructuración de activos estatales".

Además, en un comunicado publicado hoy, Papaconstantínu reafirmó la determinación de seguir adelante con el programa de ajuste fiscal de más de 6.000 millones de euros para conseguir la meta del 7,5% del PIB para 2011.

Asimismo añadió que se implementarán otras medidas, por valor de 22.000 millones de euros para el periodo 2012-2015, "para que el déficit baje al 3% en 2014 y al 1% en 2015", añadió.

También el portavoz oficial Yorgos Petalotís manifestó la intención del Gobierno de aplicar "menos Estado".

Entre las medidas de ahorro que deberán ser aprobadas por el Parlamento en las próximas semanas, el portavoz anunció "una reducción en funcionarios y coste de sueldos, fusionar o suprimir organismos estatales, sanear las empresas estatales y semiestatales, menos gastos del Estado y reducir los gastos de Defensa".

Eso significa que en los próximos cuatro años se cancelarán 150.000 cargos de empleados públicos, con una cifra de parados que hoy ya supera las 800.000 personas y una tasa de desempleo del 15,6 por ciento.

También se implementarán recortes en los ingresos de los funcionarios públicos y en las pensiones, así como aumentos de impuestos.

El Gobierno está a la espera de que las medidas anunciadas reciban el visto bueno de los expertos que llegan el miércoles a Atenas de la Unión Europea (UE), el FMI y el Banco Central Europeo (BCE).

Además, este martes Papandréu mantendrá consultas con los partidos parlamentarios para conseguir la mayor cohesión posible.

"El año pasado, con nuestros sacrificios y nuestras decisiones evitamos la quiebra. Y al igual que entonces, ahora asumimos decisiones que se necesitan para alejar para siempre el peligro de la quiebra", dijo hoy el jefe de Gobierno ante sus ministros.

Según datos oficiales publicados este lunes, el déficit fiscal de Grecia aumentó en los primeros cuatro meses del año hasta los 7.246 millones de euros, superando los pronósticos en 322 millones de euros de la meta inicial.

La deuda pública se ha elevado en marzo de 2011 a los 354.500 millones de euros, equivalentes al 153% del PIB, lo que le rinde imposible a Grecia salir a los mercados en busca de financiación de su deuda, debido a los altos tipos de interés.

La agencia internacional de calificación de riesgo Fitch revisó hoy a la baja las calificaciones de deuda a largo plazo (IDR) de cinco bancos de Grecia, tras haber bajado también la del país el pasado viernes.

Grecia está bajo presión de sus socios europeos y en especial de la zona del euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que le dieron en 2010 un rescate trienal de 110.00 millones de euros.

El Gobierno espera que con el nuevo y doloroso paquete de ajuste, sus socios se convencerán de sus propósitos de poner en orden sus cuentas y le otorgarán el quinto tramo de ayuda, de 12.000 millones de euros, indispensables para pagar sus obligaciones.

Además, espera convencer a la UE de prolongar el plazo de pago del rescate y queda a la espera de que se apruebe un paquete adicional de préstamos por unos 50.000 millones de euros.

Adriana Flores Bórquez