Lunes, 23 de Mayo de 2011

Pocos médicos y hospitales EEUU intercambian datos de pacientes

Reuters ·23/05/2011 - 18:55h

Por Genevra Pittman

Una encuesta revela que el intercambio de información de salud, un proceso para simplificar y mejorar la atención al conectar médicos y hospitales, no es tan rápido como las autoridades esperaban.

Los resultados demuestran también que las organizaciones responsables de coordinar el intercambio digital de las historias clínicas rara vez son viables económicamente y unas pocas respaldan el tipo de intercambio de información que el Gobierno cree necesario.

"La importancia de utilizar las historias clínicas es, en parte, la posibilidad de enviar y recibir datos entre los sistemas", dijo Julia Adler-Milstein, coautor de la Escuela de Negocios de Harvard.

"El valor está en contar con información completa de los pacientes en el lugar de atención, y no todos los pacientes ven al mismo médico durante su vida", agregó.

Una forma de abordarlo, expresó, es con organizaciones regionales financiadas por el Gobierno (RHIO, por sus siglas en inglés), que coordinan la transferencia de información electrónica de los pacientes entre los proveedores de salud.

El equipo de Adler-Milstein relevó cada RHIO de Estados Unidos entre el 2009 y el 2010. De cada 197 RHIO identificadas, respondieron 165 y 75 operaban. Esas organizaciones cubrían el 14 por ciento de los hospitales de Estados Unidos y sólo el 3 por ciento de los consultorios.

Sólo 13 de las 75 RHIO operativas pudieron realizar el intercambio de información que los médicos necesitaban utilizar como para recibir algo de los 30.000 millones de dólares en incentivos oficiales asignados para promover el intercambio.

Esos incentivos son parte de la decisión del Gobierno de Estados Unidos de aumentar el uso de registros médicos electrónicos, que agilizará la atención con la reforma del sistema de salud.

Pero, como lo indica la encuesta publicada en Annals of Internal Medicine, no todos se integraron rápido a este intercambio.

"Uno de los desafíos de acelerar la adopción (de las historias clínicas electrónicas), es que las personas las consideren como otro formato de las planillas de papel", dijo el doctor Richard Baron, ahora del Centro para la Innovación de Medicare y Medicaid.

"Sería algo así como pensar en Facebook como otra forma de enviar cartas", agregó Baron, autor de un editorial sobre el nuevo estudio.

Durante el año posterior al cambio del sistema, los médicos comenzaron a ver cada vez más beneficios con el uso de las historias clínicas electrónicas y costos más bajos, recordó Baron.

Los pacientes llegaron a esperar que los médicos tuvieran toda su información clínica disponible a un clic del mouse.

Aun así, agregó, la cantidad de hospitales y consultorios que usan esta tecnología sigue siendo baja y para las RHIO es difícil subsistir. Y sin ese intercambio de información, los registros de salud se utilizan sólo en los consultorios o los hospitales que los crearon.

Adler-Milstein opinó que los resultados de la encuesta no reflejan lo sucedido el año previo o antes. Ella sospecha que los médicos están demandando cada vez más los servicios que los ayudarían a obtener incentivos oficiales.

BENEFICIOS NO TAN CLAROS

El doctor Anwar Hussain, de UHS Hospitals en Johnson City, Nueva York, dijo que el beneficio potencial de compartir las historias clínicas es claro.

"Tenemos que asegurarnos de no poner en riesgo la seguridad de los pacientes y de reducir los costos al no repetir ciertos test", expresó.

Pero Hussain, autor de un artículo de opinión publicado en Annals of Internal Medicine, consideró que todos se están apurando para implementar software que aun no demostraron mejorar definitivamente la atención médica.

Adler-Milstein señaló que, mientras existan límites para acceder a la tecnología disponible, lo más importante es cómo los médicos utilizan lo que tienen.

Los sistemas actuales "pueden mejorar la calidad, pero los sistemas no garantizan que eso vaya a suceder. Los proveedores de atención médica están descifrando cómo utilizar estos sistemas de forma útil (...) Será una evolución", dijo.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, online 16 de mayo del 2011