Lunes, 23 de Mayo de 2011

Chile exhuma el cuerpo de Allende para aclarar la causa de su muerte

Los peritos deben resolver las discrepancias entre la autopsia hecha en la dictadura y un peritaje policial

SOLEDAD PINO ·23/05/2011 - 18:46h

AFP - Momento del traslado del féretro de Salvador Allende. -

Los restos del expresidente de Chile, Salvador Allende, fueron exhumados por la mañana porque la Justicia busca establecer si su muerte fue un suicidio o un asesinato cometido por las tropas enviadas por el general Augusto Pinochet al palacio de la Moneda el 11 de septiembre de 1973.

Alrededor de las siete de la mañana llegaron al cementerio general de Santiago el equipo forense, los familiares del exmandatario y representantes de la izquierda chilena. Un gran número de periodistas cubría el momento histórico y casi cien policías custodiaban el mausoleo.

La familia del expresidente no tiene dudas de que Allende se quitó la vida. Pero fue la Justicia chilena la que ordenó que se investigaran todas las denuncias de crímenes ocurridos durante la dictadura (1973-1990) que hasta la fecha carecían de un proceso judicial, entre ellos la muerte de Allende.

La exhumación fue ordenada por el juez especial Mario Carroza, tras recibir en abril un informe en el que se establecían discordancias entre el informe oficial de la autopsia, ordenada por la dictadura, y un peritaje policial del cadáver de Allende en el lugar de su muerte.

Una prueba de ADN confirmará si se trata o no del cadáver de Allende

Esta es la segunda vez que se exhuman sus restos. La primera fue al volver la democracia a Chile, en marzo de 1990. En esa ocasión, se trasladaron los despojos del exdirigente desde su improvisada sepultura en la ciudad de Valparaísohasta la capital chilena, para ofrecerle un funeral con honores de Estado, como correspondía a su cargo.

En la exhumación, su hija, la senadora Isabel Allende, dijo que confiaba en que se esclarezcan las dudas sobre la muerte de su padre. "Hemos decidido estar presentes, aunque como familia estamos convencidos de que él tomó la decisión de morir como un gesto de coherencia política, en defensa del mandato que le fue entregado por el pueblo", reafirmó Isabel.

En la familia Allende se han suicidado la hermana del expresidente, una de sus hijas y hace algunos meses también se quitó la vida uno de sus nietos, hijo de la senadora Isabel.

Una vez que el sepulturero jefe del cementerio terminó de romper la lápida con un martillo y un cincel y el ataúd se extrajo del agujero, la senadora Allende y su hermana Carmen Paz ambas con lágrimas en sus ojos depositaron una bandera sobre el féretro, que fue llevado lentamente en un coche fúnebre hasta el Servicio Médico Legal (SML), ubicado a pocas manzanas del camposanto. Los familiares y amigos fueron caminando detrás de vehículo.

"Estamos seguros de que él tomó la decisión de morir", insiste su hija 

La investigación la dirige el juez Carroza, que ha llevado varias causas sobre violaciones de los derechos humanos durante la dictadura. Hoy declaró: "Nos llevamos los restos del presidente Allende al Médico Legal, donde procederemos a certificar que efectivamente son los suyos y a partir de entonces comenzará el trabajo de los peritos".

Sangre de las hijas

La identificación de Allende se realizará mediante pruebas de ADN. Ya se han tomado muestras de sangre a las hijas y serán contrastadas con una pieza ósea del exmandatario. Este paso es necesario, ya que Allende fue enterrado la misma noche del 11 de septiembre de 1973 sin que la familia pudiera reconocer el cadáver.

Los autores de la autopsia (nº 2449 de 1973) fueron los médicos José Luis Vásquez (ginecólogo) y Tomás Tobar (abogado). Vásquez también realizó el informe forense del diplomático español Carmelo Soria, donde aseguró que había muerto por un accidente automovilístico. La Justicia comprobó más tarde que fue secuestrado por la Policía secreta, torturado y asesinado.

Noticias Relacionadas