Miércoles, 16 de Enero de 2008

Países mediterráneos acuerdan un protocolo que protegerá 46.000 kilómetros de costa

EFE ·16/01/2008 - 18:10h

EFE - La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, durante su intervención en la XV Conferencia de las Partes del Convenio de Barcelona reunida en Roquetas de Mar (Almería) para impulsar nuevas medidas que contribuyan a la conservación de este mar.

Los representantes de 21 países mediterráneos reunidos en Almería, en la XV Conferencia de las Partes del Convenio de Barcelona, han acordado aprobar el próximo lunes en Madrid un nuevo protocolo que servirá para proteger unos 46.000 kilómetros de la costa de este mar.

Así lo ha indicado hoy en rueda de prensa el coordinador del Plan de Acción del Mediterráneo del Convenio, Paul Mifsud, quien ha explicado que el nuevo Protocolo de Gestión Integrada de la Zona Costera es "un instrumento sin precedentes en la legislación ambiental internacional" que establecerá, entre otras medidas, la obligación de preservar de edificaciones e infraestructuras los cien primeros metros de la línea de costas.

El documento, que deberá ser aprobado formalmente en Madrid el próximo lunes, es la "piedra angular" de la conferencia, junto a la denominada "Declaración de Almería", que será dada a conocer mañana y establecerá las futuras iniciativas del Programa de Acción del Mediterráneo en materia de cambio climático.

Según sus cálculos, alrededor del 40 por ciento de la línea de costas de la región mediterránea se encuentra ocupada por carreteras, infraestructuras y edificios, una cifra que dentro de 20 ó 25 años podría alcanzar el 50 por ciento de ese territorio.

Asimismo, Mifsud ha anunciado la constitución de un Comité de Cumplimiento, que ha sido acordado por todos los países y que velará por la aplicación de las directrices del Convenio, dirigido a revertir los efectos del cambio climático en el Mediterráneo.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha instado esta mañana a los responsables de los Departamentos de Medio Ambiente de los países ribereños reunidos hoy durante el tramo ministerial de la conferencia, a aumentar el número de zonas declaradas de "especial importancia" en el Mediterráneo, donde sólo el 0,5 por ciento del territorio se encuentra protegido.

Narbona, que ha destacado la situación de "especial amenaza" que vive el Mediterráneo debido a la contaminación y a los efectos del cambio climático, ha hecho hincapié en la menor atención que históricamente se ha concedido al medio marino respecto al terrestre.

La ministra ha asegurado que los procesos de industrialización y urbanización que tienen lugar cada vez de forma más intensa en un mayor número de países ribereños del Mediterráneo incorporan "nuevos desafíos", frente a los cuales es necesaria una "respuesta unitaria" de todas las administraciones de los países que suscriben el Convenio de Barcelona.

"La protección de las costas requiere de una mayor implicación de la ciudadanía y de leyes eficaces", ha señalado Narbona, quien se ha mostrado confiada en que la "Declaración de Almería" significará "una apuesta para reforzar la protección del Mediterráneo" y "garantizar la calidad de vida, el progreso y la convivencia entre los países ribereños".

España, que toma el relevo a Eslovenia como país anfitrión de esta reunión de la Convención de Barcelona, ostentará la presidencia durante los próximos dos años en los que se llevarán a cabo actuaciones orientadas a frenar el desarrollo urbanístico exacerbado, la sobreexplotación pesquera, los vertidos o los efectos del calentamiento global en un mar especialmente sensible, debido a su condición interior.