Lunes, 23 de Mayo de 2011

IU sube un punto y es fuerza decisiva en Extremadura

La federación ha sido derrotada en Córdoba, su plaza más simbólica

JUANMA ROMERO ·23/05/2011 - 01:00h

Cayo Lara y Gaspar Llamazares, ayer en la sede federal de IU. Guillermo sanz

Las buenas noches no siempre se firman con una satisfacción plena. Sobre todo cuando más votos no significan (y anoche se comprobó) más poder autonómico y municipal. El 22-M se cerró, pues, con un sabor agridulce para Izquierda Unida, pues su significativa subida en el conjunto del Estado, y su reingreso en los parlamentos de Extremadura y Castilla y León quedó empañada por la aplastante victoria del PP y por un espectacular batacazo del PSOE lo que le aleja de la posibilidad de ser más llave de gobierno.

Los datos, en frío, revelan, como habían vaticinado las encuestas y barruntaba la dirección, un empujón claro de IU, que preserva su condición de tercera fuerza política. Con el 99,21% del voto escrutado en las municipales, la federación -descontada Catalunya- obtuvo un 6,32% de los votos, casi un punto más que en 2007, cuando firmó un 5,48%. En papeletas, pasó de 1.217.030 a 1.417.222. En volumen de ediles, también experimentó un salto: de 2.034 a 2.223 concejales. Hay que sumar los 241.741 sufragios de IU-ICV en Catalunya (398 ediles, frente a los 451 de hace cuatro años) y los 13.039 de IU y Batzarre en Navarra.

Entra en Castilla y León y Extremadura, y sube en Aragón, Navarra y Madrid

Pero la subida disfrazó una terrible pérdida de poder municipal. La más dolorosa, Córdoba, su única capital de provincia, en la que sufre un severísimo (e imprevisto) golpe: pasa de 11 a sólo cuatro ediles, del 35,66% al 14,83%, de segunda a tercera fuerza, por detrás de Rafael Gómez, Sandokán, implicado en la operación Malaya. Así, el regidor Andrés Ocaña, que tuvo que suceder a Rosa Aguilar en 2009, perderá su bastón a favor del PP. Como luego analizó Cayo Lara, "la política de Zapatero", así como las escuálidas competencias de los ayuntamientos en empleo, explican el descalabro. Pero el coordinador federal confió en que, como sucedió en 1999 tras cuatro años del PP, la ciudad se recupere en 2015.

No sólo fue Córdoba. IU también cede los cogobiernos con el PSOE en Barcelona, Jaén, Sevilla, Gijón, Palma o Albacete. Bilbao, en alianza con el PNV, cayó igual. Y hasta perdió la simbólica alcaldía de Seseña, en Toledo. En la capital manchega sí lograrían mantener el poder PSOE e IU.

Buenas noticias, aunque ya sin posibilidad de gobierno: la reincorporación de IU a los ayuntamientos de Valencia, Castellón y Alicante; la subida en Valladolid, Cáceres y Zaragoza o la entrada en A Coruña y Pamplona. En la capital aragonesa hay posibilidades de pacto con el PSOE. En Madrid, el empujón (de 5 a 6 ediles) fue amortiguado por la entrada de UPyD.

Pierde el cogobierno en Sevilla, Jaén, Gijón y Palma y la alcaldía de Seseña

Por la política de Zapatero

En la disputa autonómica, IU también creció. Estará en ocho de los 13 parlamentos renovados ayer: Extremadura, Castilla y León en los dos vuelve ayer tras un paréntesis de cuatro y ocho años, Aragón, Valencia, Madrid, Asturias, Navarra y Murcia, y en todos ellos sube en porcentaje de voto. Sale sólo en uno (Balears). En dos cámaras puede resultar una fuerza decisiva. Una es Extremadura (tres escaños) y la otra Aragón (cuatro). En Madrid gana dos parlamentarios (de 11 a 13), y en Navarra, logra uno más (tenía dos). En Asturias se mantiene (pero pierde el Gobierno con el PSOE) y en Valencia queda sobrepasada por Compromís.

El sabor amargo está en el triunfo del PP por "las políticas de derechas" del Gobierno, según Lara. Los recortes y el haber dado la espalda a los trabajadores "ha puesto la alfombra azul" a Mariano Rajoy. El líder recordó que hay una "quiebra de la democracia", como señala el Movimiento 15-M. De los pactos ya se hablará hoy, siempre salvando el "contrato de IU con los ciudadanos".