Lunes, 23 de Mayo de 2011

El PP avanza a medias en la reconquista de las ciudades

El PSOE pierde Ferrol y sufre una derrota histórica en A Coruña y Santiago

C. MARTÍN ·23/05/2011 - 01:00h

Un sacerdote se dirige a votar en Ourense. efe

Después del regreso de los conservadores a la Xunta y el fin del bipartito entre el PSdeG y el BNG, el PP avanza, aunque no al ritmo que le gustaría. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se fijó como reto la conquista de las siete grandes ciudades gallegas. Y aunque el PP sale reforzado en la provincia de A Coruña, donde se hace con el gobierno de municipios históricos del PSOE, no consigue recuperar poder municipal urbano en el resto de provincias.

Los conservadores han conquistado la ciudad de A Coruña, que hasta ahora siempre se les había resistido. Así Carlos Negreira sucederá en la alcaldía al socialista Javier Losada, al lograr 14 ediles frente a los 8 del PSOE y los 4 del BNG. Los conservadores ganan también el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, al conseguir mayoría absoluta. En Ferrol, el socialista Vicente Irisarri cede el bastón de mando al PP, que suma 13 concejales.

Las ciudades de izquierdas

Los socialistas, sin embargo, mantienen el poder municipal en Ourense se convierte en la fuerza más votada, aunque empata en ediles con el PP . Desde 2007, Francisco Hernández gobierna en coalición con el BNG.

La segunda batalla en Vigo entre el socialista Abel Caballero para revalidar el bastón de mando y la conservadora Corina Porro que ocupó la Alcaldía entre 2003 y 2007 se ha saldado con el triunfo del PSOE, que necesitará de nuevo del apoyo del BNG para gobernar. Aunque el PP ha aumentado tres escaños en Lugo, los socialistas tienen opciones de revalidar el gobierno local. El PSOE, con 11 ediles (uno menos que hace cuatro años), puede pactar con los nacionalistas del Bloque, cuya fuerza se ha visto mermada a la mitad.

En Galicia, donde no se celebran elecciones autonómicas, el Partido Popular se ha impuesto ampliamente. Los conservadores han logrado recuperar el nivel del el 45,1% de los votos frente al 39,8% de 2007. Los socialistas han descendido en apoyo ciudadano del 29% al 26,1%.