Lunes, 23 de Mayo de 2011

¿Por qué no ha subido más Izquierda Unida?

ANTONIO AVENDAÑO ·23/05/2011 - 08:20h

Ha mejorado los resultados de 2007 y 2003 y casi igualado los de 1999. Y sin embargo el avance de IU tiene regusto amargo y acento andaluz. La pérdida de la emblemática alcaldía de Córdoba y la expulsión de los gobiernos de Sevilla y Jaén, donde gobernaba con el PSOE, son un duro golpe y no sólo en términos objetivos de pérdida de poder, sino también en términos subjetivos de pérdida de autoestima, sobre todo considerando que en las tres ciudades ha hecho un buen trabajo. La derrota en la única capital gobernada por IU es singularmente dolorosa y sin duda está vinculada al hecho de que la carismática Rosa Aguilar no repitiera como candidata.

La secreta esperanza de los dirigentes de IU de que el impacto electoral derivado del Movimiento 15 de Mayo tuviera a la federación como principal beneficiaria no se ha visto confirmada. IU gana posiciones, pero no tantas como para descartar una severa reflexión sobre su dificultad para conectar con las capas urbanas descontentas con la forma convencional de hacer política, pero reacias a dejarse seducir por el discurso excesivamente ortodoxo de IU. El 15-M ha demostrado que hay una izquierda civil deseosa de recuperar la fe en la política. La depositaria de esa fe puede ser IU, pero para ello necesita actualizar su discurso, modernizar su mensaje y renovar su liderazgo. El 15-M ha evidenciado que ahí fuera hay mucha gente en busca de unas siglas.