Lunes, 23 de Mayo de 2011

Génova 13, victoria, churros y sonrisas

Los conservadores se veían ganadores mucho antes de que se cerrasen los colegios electorales

HÉCTOR JUANATEY ·23/05/2011 - 00:58h

"Gracias, gracias y gracias". Después de varios años sin poder celebrar una victoria desde el balcón de Génova, 13, el líder del PP, Mariano Rajoy, habló así a los simpatizantes que se acercaron a la sede conservadora. A pesar del triunfo, la cara de Rajoy no mostró el mismo entusiasmo que sus compañeros Esteban González Pons y Ana Mato vendieron durante la noche. Incluso apareció comedido. No pidió elecciones anticipadas, tampoco saltó cuando le reclamaron que "botase" ni se besó con nadie como le pidieron desde la calle.

"Democracia es ir a votar", afirmó entre otras cosas Rajoy. Y le acompañaron sus simpatizantes, aunque dándole un giro al asunto. "Esto es democracia y no lo de sol", cantaron en referencia a la #acampadasol que desde hace una semana permanece asentada en la Puerta del Sol. Además de Rajoy, también hablaron Gallardón y Aguirre. "¡Hemos ganado las elecciones!", coreó la última para añadir que "el Gobierno debe reflexionar". El líder conservador cerró las intervenciones avisando: "Mañana me pondré a trabajar". Para un político, también un lunes es día laborable.

La noticia del día la dio Esperanza Aguirre. Aunque estaba prevista una comparecencia de Ana Mato, la presidenta de la Comunidad de Madrid se le coló en la sala de prensa para declarar a los cuatro vientos que "el PP ha ganado las elecciones municipales y autonómicas". Mato lo diría después ante dos mapas gigantes de España. Le habían robado el protagonismo. La directora de la campaña electoral del PP, sin embargo, fue la primera en hacer declaraciones a los medios antes del cierre de los colegios electorales. "Hay que tener cautela" dijo entonces. Y tuvo la cautela de augurar un "gran éxito electoral" de los conservadores.

Después hizo aparición Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación del PP, que aseguró que su formación no hablaría de "triunfo". No hablaría de triunfo pero sí de la derrota. La del PSOE, en este caso, de quien dijo que habían sufrido un "descalabro". Pons además apuntó alto: "Si estos resultados se tradujesen en unas elecciones generales, el PP ganaría al PSOE con una diferencia de 20 puntos", afirmó. En la misma línea, afirmó que "el pueblo ha pedido una moción de censura al Gobierno". Eso sí, no comentó si el PP la pediría o no.

La portavoz del PP en el Senado también se acercó a comentar la situación. Lo hizo presentándose con un "buenísimas noches". Al igual que su compañero de partido, Sáenz de Santamaría aseguró, ante la pregunta de si su partido pediría una moción, que el PSOE tendría que "reflexionar".

Al final, las "buenísimas noches" de Santamaría se cumplieron. Al menos para los que se acercaron a Génova el domingo, donde pudieron tomarse unos churros a la salud de Rajoy y al ritmo del YMCA de The Village People.