Domingo, 22 de Mayo de 2011

La plana mayor del PSOE espera preocupada en Ferraz el desenlace electoral

EFE ·22/05/2011 - 19:30h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, atiende a los periodistas en el colegio madrileño Nuestra Señora del Buen Consejo tras depositar su voto en las elecciones municipales y autonómicas.

La plana mayor del PSOE, con su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, a la cabeza, sigue con preocupación el escrutinio de los votos en las elecciones autonómicas y municipales a la espera de que el desenlace no sea tan aciago como se espera.

Junto a Zapatero, en la quinta planta de la madrileña sede de la calle Ferraz, se encuentran el vicesecretario general del partido, José Blanco, y otros miembros de la Ejecutiva Federal, como Elena Valenciano, Gaspar Zarrías, Leire Pajín, Antonio Hernando, Pedro Sánchez o José Antonio Alonso, entre otros.

Además, se han incorporado los vicepresidentes del Gobierno Elena Salgado y Manuel Chaves, mientras que el secretario de Organización y presidente aragonés, Marcelino Iglesias, no se ha desplazado a Madrid ya que sigue la jornada electoral desde Aragón.

Según fuentes del PSOE, todos ellos siguen con preocupación los acontecimientos ante lo que podrían ser los peores resultados del partido en unas elecciones municipales en los últimos 30 años.

Y ello en un partido de fuerte carácter municipalista.

Tampoco les son favorables en principio los resultados en las autonómicas, habida cuenta de que podrían perder uno de sus feudos más importantes y de un gran valor simbólico: Castilla-La Mancha.

Pese a que sus propias encuestas internas pronosticaban desde hace tiempo una pérdida de poder autonómico y municipal, los socialistas aún confían en que los resultados finales de las urnas no les sean tan adversos.

Ningún militante o simpatizante se ha acercado hasta las puertas de la sede socialista en Ferraz, que a las 22.00 horas permanecía desierta.

Elena Valenciano ha sido la primera en comparecer ante la prensa apenas un minuto después del cierre de los colegios electorales, y ha sido para reconocer que "ésta no será una buena noche para el PSOE", ya que "posiblemente" perderá algunos de sus gobiernos municipales y autonómicos, lo que ha achacado a "un malestar clarísimo" de la sociedad debido a la crisis económica.

Con un semblante serio, Valenciano ha interpretado que estos datos negativos son el fruto del la expresión "del malestar colectivo legítimo y comprensible en las actuales circunstancias" de los ciudadanos debido a la crisis económica.