Domingo, 22 de Mayo de 2011

Saleh se niega a firmar el acuerdo de transición en Yemen

Los embajadores de EEUU y los países del Golfo, evacuados tras ser cercados por la multitud

PÚBLICO ·22/05/2011 - 22:04h

Hoy era el día que toda la oposición y los centenares de miles de manifestantes que protestan en las calles de Yemen desde el pasado enero esperaban. Tras varios intentos fallidos, Alí Abdalá Saleh, jefe de Estado desde 1978, debía firmar el acuerdo de transición que exige su renuncia y que fue ratificado el sábado por la noche por todos los partidos de la oposición. Pero el dictador yemení alegó problemas de última hora para no acudir.

Las calles de Saná, la capital, estaban tomadas por miles de partidarios de Saleh, que cercaron con armas la Embajada de Emiratos Árabes Unidos, donde se encontraban los embajadores de EEUU y de cinco miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), impulsor de la iniciativa de paz. Los diplomáticos tuvieron que ser evacuados en helicóptero.

La última exigencia de Saleh

es que el acuerdo debía firmarse en su oficina. "La ceremonia de firma del acuerdo debe celebrarse en el Palacio Presidencial, en presencia de todas las formaciones políticas comprometidas. La firma a puerta cerrada no puede ser reconocida", afirmó en un comunicado el Congreso Popular General, el partido de Saleh. El dictador aprovechaba de esta manera el calendario yemení: el país árabe celebraba este fin de semana el XXI aniversario de la unificación del país (1990).

"Ese plan, con el que tratamos de manera positiva en interés del país, es en realidad una operación golpista, pero aceptamos discutir esa iniciativa por presiones y agenda extranjeras que comenzaron desde Túnez, y luego en Egipto, Bahrein y Omán", lanzó Saleh a sus seguidores el sábado.

El acuerdo de transición prevé que el jefe de Estado deje el poder en 30 días tras su firma a cambio de total inmunidad. La oposición, que no ha usado la violencia en cuatro meses de protesta, lo aceptó en abril pero, tras este nuevo fracaso, ha avisado de que ya es hora de "quitar a Saleh el poder como sea".