Domingo, 22 de Mayo de 2011

El ausente Malick consigue una Palma de Oro que vuelve a esquivar a Almodóvar

EFE ·22/05/2011 - 20:00h

EFE - Los productores estadounidenses Bill Pohlad (c) y Sarah Green (i) recibe la Palma de Oro por la película del director estadounidense Terrence Malick "The Tree of life" de manos de la actriz estadounidense Jane Fonda (d) en la ceremonia de clausura de la 64º edición del Festival de Cannes, (Francia), hoy, domingo, 22 de mayo de 2011.

El cineasta Terrence Malick, mito en vida del cine estadounidense, se ha alzado hoy con la Palma de Oro en la 64 edición del Festival de Cannes con "The Tree of Life" pero, alimentando su aura de maldito, no acudió a una gala en la que Pedro Almodóvar y Aki Kaurismäki se fueron casi de vacío.

La pelea de titanes por la Palma de Oro se saldó con la victoria de este realizador de escasas incursiones cinematográficas -seis películas en cincuenta años- pero con gran capacidad para crear expectación y misterio.

El anacoreta Malick pudo así con el universo renovado de Almodóvar en "La piel que habito" -que recibió un premio técnico a la iluminación de José Luis Alcaine, el premio de la juventud y fue citado por Uma Thurman como uno de los filmes que tuvieron en consideración para premios mayores- o con "Le Havre", una de las muestras más brillantes del talento insólito del director finlandés.

Pero las colas ante "The Tree of Life" -interpretada por Brad Pitt, Sean Penn y Jessica Chastain- habían sido las mayores de todo el certamen y su cinta, cuyo estreno había ido posponiendo durante años a causa del montaje, era todo un evento cinematográfico de gran potencia sensorial y con la ambición de, ni más ni menos, retratar la historia del universo.

Ganador del premio al mejor director en este mismo certamen por "Días de cielo" y poseedor también del Oso de Oro en Berlín por "La delgada línea roja", "The Tree of Life" sedujo, pese a los abucheos del público y la división en la crítica, al jurado de Robert De Niro, quien dio la decimonovena Palma de Oro a la cinematografía estadounidense, recogida finalmente por el productor de la cinta.

Otra compatriota de Robert De Niro, la joven Kristen Dunst, involucrada en el "escándalo Von Trier", fue elegida la mejor actriz de esta edición por "Melancholía", donde retrata con sabiduría inusitada para una actriz de su edad la fragilidad mental de una persona depresiva.

"¡Vaya semana!", exclamó al recibir el premio, en referencia a las declaraciones de Von Trier sobre sus simpatías a Hitler, que le granjearon la categoría de persona "non grata" para el festival. Aun así, le dedicó el premio por darle "la posibilidad de ser tan valiente".

En la categoría masculina, el premiado fue el francés Jean Dujardin, protagonista de la cinta con más calurosa acogida popular, "The Artist", en la que se mimetiza de manera deslumbrante con el homenaje al cine mudo estadounidense como si fuera el mismísimo Douglas Fairbanks.

El actor, todo encanto de la vieja escuela, dedicó el premio a su compañera de reparto (y de bailes de claqué y mohínes "vintage") la francoargentina Bérénice Bejo y recibió la cerrada ovación de quien consigue una victoria en casa.

Una de las sorpresas del palmarés fue el premio al mejor director para otro peculiar danés, Nicolas Winding Refn, por su honesto, atmosférico y brutal homenaje al cine de acción de los setenta en "Drive", protagonizado por Ryan Gosling.

Y compartiendo el gran premio del jurado, dos vacas sagradas de Cannes: los hermanos Dardenne, que se quedaron a las puertas de su tercera Palma de Oro por la emocionante "Le gamin au vélo", y el turco Nuri Bilge Ceylan, por la cinta más larga de la competición -2 horas y 40 minutos- "Once Upon a Time in Anatolia".

La comedia israelí "Footnote" recibió al premio al mejor guión del propio director de la cinta, el israelí Joseph Cedar.

Y, para cerrar la lista de galardones, el premio del jurado recayó en la cinta francesa "Polisse (Poliss)", de la realizadora y actriz Maïwenn.

El cine en castellano entró de refilón en el palmarés, puesto que "Las acacias", del argentino Pablo Giorgelli, consiguió la Cámara de Oro al mejor debut visto en el certamen.

Y la otra Palma de Oro, la que ganan los cortometrajes fue para "Cross", de Maryuna Vroda, mientras el premio del jurado fue para "Badpakje 46", de Wannes Destoop.

Mateo Sancho Cardiel