Domingo, 22 de Mayo de 2011

El partido gobernante yemení rechaza firmar el acuerdo de traspaso del poder

EFE ·22/05/2011 - 17:34h

EFE - Opositores yemeníes participan en la celebración del 21º aniversario de la unificación del país, hoy, domingo, 22 de mayo de 2011, en Saná, Yemen.

El gobernante Partido del Congreso Popular del presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, rechazó hoy firmar el acuerdo para un traspaso pacífico del poder en Yemen propuesto por el Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG).

Según fuentes gubernamentales, durante una reunión a la que asistió Saleh el partido decidió no rubricar el acuerdo con la oposición si las dos partes no suscriben, al mismo tiempo, una estrategia con un calendario que defina la aplicación de la iniciativa.

Esta negativa se produce un día después de que representantes de la oposición yemení rubricaran la iniciativa del CCG, que establece una transferencia del poder al vicepresidente en el plazo de un mes y elecciones presidenciales y parlamentarias dos meses después.

Estaba previsto que, después de la oposición, firmaran el pacto cinco representantes del Partido del Congreso Popular y que a continuación lo hiciera Saleh.

A pesar de que los opositores rubricaron el acuerdo ayer, Saleh les invitó a acudir al Palacio Presidencial a suscribirlo de nuevo, lo que rechazaron, según el vicesecretario general del partido, Sultan al Burkani.

"La firma del acuerdo de forma unilateral y en salas cerradas no se reconoce y muestra la intención de no querer respetar los artículos" del compromiso subrayó Al Burkani.

Los cinco representantes del opositor Encuentro Compartido suscribieron ayer el pacto de forma reservada y en presencia del secretario general del CCG, Abdel Latif Zayani, y los embajadores de EEUU y de varios países europeos.

La solución a la crisis política que arrastra Yemen desde que comenzaron las protestas a finales del pasado mes de enero queda de nuevo en punto muerto, mientras continúa la revuelta popular.

Además, el anuncio de hoy coincide con incidentes protagonizados por los manifestantes seguidores de Saleh, que cortaron las principales calles de Saná y quemaron neumáticos para expresar su rechazo a la firma del acuerdo.

También bloquearon el lugar donde se reunía el partido gobernante con Saleh e impidieron al convoy del vicepresidente Abdo Rabo Mansur Hadi y del primer ministro, Ali Muyawer, llegar a la sede para evitar la firma de la iniciativa.

Asimismo, partidarios del mandatario cercaron la sede de la embajada de Emiratos Árabes Unidos en Saná, donde se encontraban Zayani y los diplomáticos estadounidenses y europeos.

El ministro de Exteriores emiratí, Abdalá ibn Zayed al Nahyanm, pidió al Gobierno yemení que garantice la seguridad de la sede diplomática, de sus trabajadores, de Zayani y de los diplomáticos, según un comunicado.