Domingo, 22 de Mayo de 2011

El papa invita a seguir a Jesús a diario y alude a beatificación en Brasil

EFE ·22/05/2011 - 17:52h

EFE - El papa Benedicto XVI salida a los fieles desde la ventana durante la oración Regina Coeli en la plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano, Vaticano, hoy domingo 22 de mayo de 2011.

El papa Benedicto XVI invitó hoy a los fieles católicos a seguir a diario a Jesús durante el rezo del Regina Coeli, en el que también aludió a la beatificación de la religiosa Dulce Lopes Pontes que este domingo se celebra en Salvador de Bahía, en Brasil.

"La fe en Jesús comporta seguirlo a diario, en las acciones sencillas que componen nuestra jornada (...) Solo poco a poco él construye en la gran historia de la humanidad 'su' historia", afirmó el pontífice desde su balcón en la Plaza de San Pedro del Vaticano durante este rezo, que sustituye al Ángelus en la Pascua.

Jesús "se convierte en hombre, pero de un modo en el que pudo ser ignorado por sus contemporáneos, por las fuerzas autorizadas de la historia. Padece y muere y, como resucitado, quiere llegar a la humanidad solo a través de la fe de los suyos, a los que se manifiesta", agregó.

Durante este quinto domingo de Pascua, Benedicto XVI aseguró que creer en Dios y en Jesús no son dos hechos separados, sino un "único acto de fe".

"El hijo de Dios, con su encarnación, muerte y resurrección, nos ha liberado de la esclavitud del pecado para darnos la libertad de los hijos de Dios y nos ha hecho conocer el rostro de Dios que es amor: Dios se puede ver, es visible en Cristo", afirmó.

Ya en lengua portuguesa, el papa se refirió a la beatificación ayer en Lisboa de madre María Clara del Niño Jesús y a la que este domingo se celebra en Salvador de Bahía con la religiosa Dulce Lopes Pontes.

"Deseo también unirme a la alegría de los pastores y fieles congregados en San Salvador de Bahía para la beatificación de la hermana Dulce Lopes Pontes, que dejó tras de sí una prodigiosa huella de caridad al servicio de estos últimos, haciendo que todo Brasil viera en ella 'la madre de los desamparados'", dijo Benedicto XVI.

"En este tiempo de Pascua, el ejemplo de la comunidad apostólica nos llama a manifestar con la palabra y el testimonio de vida la Verdad de Jesucristo, según la propia vocación", señaló Benedicto XVI en castellano.

"El Evangelio de hoy nos muestra el ideal de los diáconos y de los que son llamados al servicio de la comunidad: imbuirse plenamente de la Palabra de Dios y del amor a Jesucristo, para reflejar con sus buenas obras la bondad de Dios", agregó.