Domingo, 22 de Mayo de 2011

La montaña del Giro habla español

Mikel Nieve gana en la Marmolada. Alberto Contador sigue siendo el más fuerte y aumenta diferencias con Nibali. Scarponi le arrebata el segundo puesto al italiano

·22/05/2011 - 17:42h

Alberto Contador durante su subida a los dolomitas en la etapa de hoy. AFP PHOTO

Quinta victoria para los españoles en el Giro de Italia. Esta vez ha sido Mikel Nieve, del Euskatel Euskadi el que se impuso en la etapa reina, un trayecto de 229 kilómetros entre Conegliano y Gardeccia-Val di Fassa controlado por el líder Alberto Contador, tercero, que aumentó su ventaja en la general.

El italiano Stefano Garzelli fue segundo, a 1:41, y Contador entró a 1:50, precediendo a Michelle Scarponi a 1:56.

Llegó a ser líder virtual de la carrera con una distancia de más de 9 minutos sobre el pelotónLa jornada estuvo marcada por dos escapadas se fundieron en el kmilómetro 50 para formar un grupo de 18 entre los que destacaban Stéfano Garzelli, que pasó primero el passo Giau, cima Coppi, Emmanuelle Sella, Danilo di Luca, Carlos Sastre y Mikel Nieve, que en el km. 169, con 9:30 sobre el pelotón, era líder virtual ya que estaba a 9:08 de Contador en la general.

Por delante atacó Garzelli, que se quedó solo en cabeza, y por detrás Vincenzo Nibali, segundo en la general, lo que obligó a Contador, ya sin compañeros de equipo, a dar la cara. El ciclista español se vio obligado a tirar de un grupo en el que se encontraban David Arroyo, Igor Antón y Michele Scarponi. Nibali fue cazado pocos minutos después, luego cedió terreno y se reintegró en la bajada.

Al paso por la cima de La Marmolada, todavía con 27,5 kilómetros y el último ascenso por delante, Garzelli, perseguido por Mikel Nieve, tenía siete minutos de renta sobre el grupo de Contador, del que se descolgó Igor Antón.

Nieve batió a Garzelli en la última jornada

Nieve alcanzó a Garzelli justo a pie del último puerto, a 6 km. de meta, e inmediatamente le atacó para irse en busca de la quinta victoria española en este Giro y la segunda de su equipo, mientras Contador aceleraba a 4 kmilómetros de la cima para abrir más diferencias sobre sus rivales.