Domingo, 22 de Mayo de 2011

Los presos de un penal de Caracas amotinados liberan a los funcionarios que tenían como rehenes

EFE ·22/05/2011 - 08:22h

EFE - Vista exterior de este sábado 21 de mayo de 2011, de la cárcel La Planta en Caracas (Venezuela), donde un grupo de presos secuestró a su director y a varios funcionarios, en protesta por un supuesto maltrato policial.

Los presos de una cárcel de Caracas liberaron anoche al director del centro, José Gregorio Hernández, y a otros 14 funcionarios, que mantenían como rehenes en protesta por el supuesto maltrato policial que recibían, informó el viceministro del Interior, Néstor Reverol.

Todos los liberados están en "buen estado de salud", manifestó a los periodistas el viceministro del Interior para Asuntos de Seguridad Ciudadana, al informar de que el próximo martes se instalarán "mesas de trabajo para atender las solicitudes planteadas por los reos".

La protesta comenzó la anoche del viernes en la cárcel La Planta, situada en el centro caraqueño, después de una supuesta agresión policial que dejó cuatro reclusos heridos, al parecer de bala, uno de los cuales sigue hospitalizado.

Los presos pedían la destitución de los dos jefes de los agentes de la Guardia Nacional Boliviana (GNB, policía militarizada) asignados a la prisión, así como del director, lo que el viceministro dijo que no será atendido.

El coordinador de la organización no gubernamental (ONG) de ayuda penitenciaria Una Ventana a la Libertad, Carlos Nieto Palma, señaló a Efe previamente que la cárcel tiene capacidad para 450 internos, pero que allí están hacinados más de 2.700.

Un informe difundido esta semana sobre las condiciones de la reclusión nacional asegura que la población penitenciaria de Venezuela es de 46.888 personas, pero que la capacidad total de la treintena de cárceles del país es cuatro veces menor.

El estudio fue elaborado por la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) y refleja una "situación verdaderamente alarmante", en vista de que la "capacidad instalada" es solo para 12.500 presos, dijo la diputada opositora Delsa Solórzano, que presentó el texto.

Además, se da la "situación aberrante" de que la inmensa mayoría de los presos no tiene sentencia en firme en contra, añadió la legisladora de la Comisión de Derechos Humanos y Política Carcelaria del Parlamento Latinoamericano (Parlatino).

El informe señala al respecto que sólo el 28,9 % de los 46.888 presos (43.735 hombres y 3.153 mujeres) cumplen condenas en firme, en tanto que la mayoría afronta procesos judiciales inconclusos.