Domingo, 22 de Mayo de 2011

Los indignados de Barcelona entre debates y euforia en la noche pre-electoral

EFE ·22/05/2011 - 01:36h

EFE - Vista aérea de la concentración convocada por la plataforma Democracia Real Ya que ha tenido lugar esta tarde en la Puerta del Sol, en Madrid.

Miles de "indignados" que abarrotan la plaza de Cataluña de Barcelona pasan otra noche acampados en un ambiente de euforia y con proclamas a favor de la revolución, antes de que, en pocas horas, abran los colegios electorales.

Sin signos visibles de agotamiento, pese a que algunos llevan varias noches durmiendo al raso, los indignados, que han expresado su voluntad de seguir en la plaza después de las elecciones de este domingo, afrontan la noche tras una intensa jornada de debate, amenizada por una estruendosa cacelorada, de más de hora y media.

Alrededor de las 21.00 horas ha irrumpido casi sin avisar el ruido de las cazuelas, las bocinas, los silbatos y los tambores, que ha hecho temblar la céntrica Plaza de Cataluña.

Durante la cacerolada, a la que se han sumado miles de personas, los concentrados no han parado de corear proclamas como "de plaza Cataluña, no nos movemos" o "menos botellón y más revolución".

Posteriormente, poco antes de las 23.00 horas, los "indignados" han reiniciado el turno de intervenciones, que coinciden, una detrás de otra, en las críticas al sistema político y económico establecido y en reclamar el inicio de una nueva era.

Los concentrados no han parado de aplaudir frases de improvisados oradores como "hoy ha muerto el poder", "aquí empieza la revolución", "al capitalismo no se le combate, se le destruye" o "estamos haciendo historia".

"Mañana (por este domingo) da igual quien gane, porque todos los partidos han perdido y hemos dejado tocado de muerte el régimen político de la Constitución de 1978", ha sentenciado uno de los ponentes, en medio de un atronador aplauso.

Menos apoyo ha recibido la propuesta lanzada por otro participante, de raza negra, que ha pedido que la protesta de los "indignados" se denomine "revolución negra".

"Esta revolución no empieza aquí, continúa aquí, porque nosotros, los negros, ya hace muchos siglos que estamos en lucha", ha señalado.

Varios oradores han mostrado su satisfacción por la decisión, adoptada durante la asamblea de la tarde, de que a partir de ahora el movimiento, además de mantener la acampada en la plaza, se sumará a las protestas en contra de los recortes en sanidad y en educación y convocará una manifestación el próximo 15 de junio.

Como en los días anteriores, además de los mensajes expresados en voz alta, los concentrados también han agudizado su ingenio en sus pancartas, con lemas como "no me preocupa qué político gane, me preocupa que gane un político" o "qué jubilación es esa que nos obliga otra vez a mantener a nuestros hijos".

Un grupo de personas se ha encaramado a un enorme andamio situado en el antiguo edificio central de Banesto en Barcelona y ha sustituido el lema publicitario de una marca de automóviles que figura inscrito en una gran lona, de forma que ha pasado del original (en catalán) "¿todavía piensas que los animales no aman?" a un "¿todavía piensas que los políticos no nos timan?".

A pocas horas de que abran los colegios electorales -en los que están citado ante las urnas 5,3 millones de catalanes-, los "indignados" mantienen para mañana su rutina habitual en la plaza de Cataluña y tienen previsto retomar los debates en comisión a las cuatro de la tarde.

Y como suele ocurrir en las grandes concentraciones ciudadanas, quienes están haciendo su "agosto" en estas protestas son los "lateros", que no paran de pasear entre la multitud vendiendo bebidas frías.