Domingo, 22 de Mayo de 2011

El viento sopla a favor de Valderas

IU confía en rentabilizar el giro de Zapatero y Griñán y el movimiento de los indignados

Á.M. ·22/05/2011 - 08:20h

Decir que hay optimismo o alegría en IU sería mucho decir. Tantos años seguidos de malas noticias han acabado por bloquear las endorfinas de una formación instalada en la mera vocación de supervivencia. Pero sí hay ilusión. Y mucha. "La cosa está difícil, como siempre. Pero estamos haciendo bien nuestro trabajo", explica un alto dirigente de la coalición. Y además esta vez, para variar, parece que el viento sopla a favor, electoralmente hablando.

El giro de las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero en España, avalado por José Antonio Griñán en Andalucía, da a Diego Valderas la oportunidad de presentarse nítidamente como valedor de la izquierda descontenta.

El coordinador regional de IU ha machacado este mensaje durante la campaña, centrando su discurso en el valor añadido de su coalición a la hora de defender lo público.

La imputación en el caso Mercasevilla de Antonio Rodrigo Torrijos, su candidato en Sevilla, no ha impedido a Valderas presentar su formación como ejemplo de integridad frente a PSOE y PP, enfrascados en el "y tú más" sobre corrupción.

IU ha manejado con astucia la eclosión del descontento social en la concentración de Madrid, con réplicas en Sevilla, Málaga, Granada y el resto de ciudades andaluzas. No se ha puesto al frente. No ha sacado pecho ni ha lucido banderas. Se ha limitado a aportar músculo y militantes y a alentar desde los mítines. Pero sin avasallar. "Después de muchos años vuelvo a irme a la cama ilusionado con el mañana. Ahí hay un germen de algo importante", señala otro dirigente andaluz.

Objetivo: Córdoba

Es una incógnita cómo se traducirá en las urnas el movimiento de los indignados. Sea cual sea su impacto en las urnas en IU creen que no será excesivo, difícilmente perjudicará los intereses de Valderas y los suyos. Las miras de la coalición están puestas en mejorar los resultados de 2007: 473.215 votos, el 12,36% del total, para un total de 1.090 concejales. Y, por supuesto, en proteger Córdoba (328.547 habitantes), la joya de la corona, y mantener como alcalde a Andrés Ocaña. No obstante, la marea conservadora no invita al optimismo. Los indicios apuntan a un triunfo suficiente para gobernar del candidato del PP, José Antonio Nieto. Ser clave para formar gobierno en Sevilla, con Torrijos, y Jaén, con Isabel Mateos, también está en la agenda de prioridades.

Los resultados de IU tendrán más que nunca lectura autonómica. Unos buenos números no sólo reforzarían a Valderas, sino que también anticiparían un papel clave de la coalición tras las autonómicas de 2012 como socio potencial del PSOE.

Noticias Relacionadas