Domingo, 22 de Mayo de 2011

El PSOE se aferra a la fe en la legión de indecisos

Los socialistas nunca han logrado generar ambiente de remontada

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·22/05/2011 - 08:30h

Seguramente no ha habido campaña más desagradable que la que ha tenido que afrontar el PSOE en Andalucía, donde a los factores de desgaste de la marca del partido a nivel nacional se han sumado variables autonómicas de complicada gestión. "Entre los propios socialistas se ha instalado una percepción de que empieza el tan anunciado cambio de ciclo y de que todo lo que está pasando lo ha acelerado", señala un candidato en un puesto de salida de una de las ocho capitales.

A la defensiva por las encuestas claramente favorables al PP, el escándalo de corrupción de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos y un paro desbocado que no da tregua, los socialistas andaluces en ningún momento han conseguido generar un ambiente de energía, de reconstitución anímica, de remontada. Las crónicas han ilustrado a un partido casi resignado a su suerte que se limita a cruzar los dedos con la esperanza puesta en ese casi 40% de indecisos que revelan las encuestas.

"Hay un tsunami conservador. Ahora veremos su tamaño", dice un diputado

Ha sido una campaña fría, con síntomas de melancolía en las bases de una organización en horas bajas. Los socialistas disponen de mayoría absoluta en el Parlamento andaluz y fueron de largo la fuerza más votada en las municipales de 2007, sacando 8,56 puntos al PP. Gobiernan en 487 municipios, frente a 130 del PP y 81 de IU. Y, pese a todo, ahora reman a contracorriente.

Derrota inédita

José Antonio Griñán, secretario general del PSOE andaluz y presidente de la Junta, se expone a la que sería, aunque indirecta, su primera derrota electoral tras llegar al poder en 2009 en sustitución de Manuel Chaves. Sería también la primera derrota del PSOE andaluz en 32 convocatorias electorales en la región desde la instauración de la democracia. El PP no sólo puede ser el partido más votado, sino también el que consiga gobernar, gracias a mayorías absolutas, en las ocho capitales de provincia. Los socialistas concentran sus aspiraciones en Sevilla (704.198 habitantes) y Jaén (116.790), donde aspiran a repetir gobiernos de coalición con IU y a situar como alcaldes a Juan Espadas y Carmen Peñalver, respectivamente. En la mayor plaza gobernada con mayoría absoluta por el PSOE, Jerez de la Frontera (Cádiz, 208.896 habitantes), todo apunta a una mayoría suficiente del PP para gobernar, bien en solitario o con Pedro Pacheco. Los socialistas tienen sólidas aspiraciones de mantener su bastión de Dos Hermanas (Sevilla, 125.086) y corren más riesgos en Algeciras (Cádiz, 116.417).

Las encuestas y los ERE han quitado a Griñán y los suyos la iniciativa política

El PSOE pretende amortiguar su más que probable retroceso con unos buenos resultados en los pueblos y plazas medianas. En 2007 fue el partido más votado en el 71,3% de los pueblos de menos de mil habitantes, en el 76.2% en los de 1.000-5.000, en el 82,8% en los de 5.000-10.000, en el 78,5% en los de 10.000-25.000 y en el 62,5% en los de 25.000-50.000.

"Hay bastante miedo al batacazo. Estamos ante un tsunami conservador del que ignoramos la envergadura. Mañana [por hoy] la conoceremos", reflexiona un diputado andaluz en Madrid. ¿Qué efecto tendrán las movilizaciones de indignados? Este diputado cree que el PSOE está "ciego" si no ve que son "beneficiosas", aunque quizás no a corto plazo, porque son una llamada de atención y dan pistas sobre el rumbo a seguir.

Noticias Relacionadas