Domingo, 22 de Mayo de 2011

Terremoto grande o moderado

¿Podrá el PP lograr una victoria sobre el PSOE de 5 o 6 puntos?

ERNESTO EKAIZER ·22/05/2011 - 08:20h

Entre las últimas elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo de 2007 y las de hoy media la distancia que va entre un país que crecía a una tasa del 4% (segundo trimestre de 2007), con 1,7 millones de parados o una tasa de desempleo del 7,9%, a otro que ha pasado por una depresión profunda de la economía (estallido de la burbuja inmobiliaria, de crédito y bursátil, en el contexto de la peor crisis mundial desde la Gran Depresión), y que en el primer trimestre de 2011 contabiliza 4,9 millones de parados, el 21,2%.

Es otro país, sí, un país devastado económica y socialmente hablando. No es una situación pasajera: las políticas de austeridad impuestas por los compromisos de España con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, como integrante de la moneda única, el euro, constituyen un virtual Pacto de Estado, que los dos grandes partidos, el PSOE y el PP, van a respetar aun cuando sean necesarias más vueltas de tuerca de austeridad para conseguir los objetivos.

En 2007 el PSOE ganó en número de concejales, pero este es otro país

En aquellas elecciones de 2007, el Partido Popular ganó en las municipales por 155.000 votos al PSOE, o un 0,7%, pero los socialistas crecieron en número de concejales y reconquistaron autonomías como la de Balears y conservaron Extremadura yCastilla-La Mancha.

Precisamente, aquel año María Dolores de Cospedal perdía ante José María Barreda su primera batalla en las urnas, después de la salida de José Bono. Tampoco el PP pudo con Guillermo Fernández Vara, sucesor de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que se sometía al veredicto de las urnas por vez primera. Tras 24 años de gobierno, ambos extendieron cuatro años más el mandato socialista.

¿Puede este "otro país" dar hoy una victoria al PP en las elecciones municipales por un margen de entre 5 y 6 puntos, como algunos sondeos han sugerido? Eso significaría, prácticamente, que el PP obtendría una victoria similar, grosso modo a la de las municipales de 1995, cuando sacó al PSOE una diferencia de 4,3%, casi un millón de votos.

Y en lo que se refiere a los grandes desafíos autonómicos, daba la impresión por algunas confidencias del PP en las últimas horas de que a pesar de sus avances importantes en Extremadura no conquistaría el Gobierno. Al tiempo que aseguraba, según esas mismas confidencias, la victoria en Castilla-La Mancha, con una fuerte subida en la provincia clave de Guadalajara, donde se ha verificado un alto número de votos por correo.

El Ministerio del Interior ha logrado sortear con eficacia la difícil prueba de las manifestaciones en la Puerta del Sol. Pero no es menos cierto que la gran difusión de noticias en los medios de comunicación sobre el malestar que propulsa a los indignados es un recordatorio de lo devastado económica y socialmente que se encuentra el país que hoy acude a las urnas.

La cuestión no es, pues, si habrá terremoto, sino si será grande (destructivo) o moderado (daños serios).