Miércoles, 16 de Enero de 2008

La petrolera Total, declarada culpable por la "contaminación marítima" causada por el Erika

La justicia francesa le impone la pena máxima de 375.000 euros. La empresa italiana Rina pagará la misma cantidad y el armador Giuseppe Savarese y el gestor Antonio Pollara son multados con 75.000 euros.

EUROPA PRESS ·16/01/2008 - 15:30h

AFP / JACK GUEZ - Giuseppe Savaresse, armador del Erika, momentos antes de conocer la sentencia.

El tribunal correccional de París ha declarado hoy a la petrolera Total culpable de una falta de imprudencia en el naufragio del Erika y le ha impuesto una multa de 375.000 euros, la máxima cantidad estipulada para este tipo de infracciones.

La justicia francesa ha reconocido así, tras siete meses de deliberación, que la petrolera Total y la sociedad italiana de clasificación Rina son culpables de "contaminación marítima".

El Grupo petrolero está acusado de haber cometido una "falta de imprudencia" al no haber tenido en cuenta la edad del buque, de casi 25 años, ni haberse preocupado de la discontinuidad en la gestión de su mantenimiento. Ha sido exculpado, sin embargo, del delito de "complicidad para poner en peligro la vida de terceros".

Penas máximas 

Los acusados han sido condenados a penas máximas de 375.000 euros en el caso de Total y Rina y a 75.000 euros en el del armador Giuseppe Savarese y el gestor Antonio Pollara.

Los dos italianos han sido hallados culpables de una "falta caracterizada" porque, según la sentencia, no podían ignorar que los trabajos de reparación del petrolero se habían hecho de manera que los costes fueran "reducidos".

El juicio del Erika reconoce por primera vez en Francia la existencia de un perjuicio por atentado contra el medio ambiente.

El Erika se hundió el 12 de diciembre de 1999 frente a las costas francesas vertiendo el crudo que transportaba y provocando una catástrofe ecológica sin precedentes.