Sábado, 21 de Mayo de 2011

Ni con alerón trasero ni sin él

Alonso saldrá hoy desde la cuarta posición de una parrilla, liderada por primera vez este curso por Webber

NOELIA ROMÁN ·21/05/2011 - 17:17h

EFE - El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) saluda al público tras conseguir la cuarta plaza en el Circuito de Catalunya en Montmeló

La última vez que Fernando Alonso consiguió la pole position en Montmeló, hace ya cinco años, el asturiano pilotaba el modesto Renault con el que se proclamó campeón del mundo. Con su lujoso Ferrari y la ejecución de una vuelta casi perfecta, el bicampeón mundial se tuvo que conformar con partir hoy de la cuarta posición (1:21.9). Ni haber tenido el nuevo alerón trasero que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) consideró ilegal por la mañana, antes de que los pilotos se lanzaran al asfalto, habría permitido a Alonso superar a los meteóricos Red Bull. Como mucho, si acaso, a Lewis Hamilton, tres milésimas más rápido que él.

"Tener que quitar el alerón nos ha trastocado un poco los planes, pero no ha sido ningún drama. Nos daba una pequeña mejora, pero no más de una décima o décima y media", reconoció el asturiano, feliz con su cuarta posición, después de haber tenido que modificar por completo el coche por el alerón prohibido y el radical cambio de dirección del viento. Tal y como están las cosas, se diría que tenía motivos para estarlo, pese a ese eterno segundo que le sigue alejando de la cabeza.

El asturiano señala la recta de meta y la gestión de las gomas como claves

Por primera vez este curso, Mark Webber (1:20.9) logró arrebatarle la pole a Sebastian Vettel (1:21.1) y abrió la puerta a que el vigente campeón se dejé algún punto por el camino. El alemán se tragó las ganas de intentar batir a su compañero "La tentación era grande" para preservar su último juego de neumáticos blandos para hoy. Alonso aplaudió con un efusivo abrazo la osadía de Webber.

Y como la relación entre compañeros es siempre compleja, la fabulosa vuelta del asturiano despertó la suspicacia de Felipe Massa. "La mejora que ha logrado es exagerada, extraña, nadie ha logrado nada así; debe de haber encontrado algo que yo no vi", deslizó el brasileño. Alonso logró rebajar en la Q3 casi un segundo su tiempo de la Q2. "Ni aunque lo hubiera intentado 20 veces, habría repetido una vuelta así", aseguró elbicampeón. "He ido al límite, incluso más allá; ha sido una descarga de adrenalina".

Partiendo desde la segunda línea, Alonso sabe que tiene la segunda recta más larga del Mundial para intentar adelantar. El resto dependerá de la gestión de las gomas que haga. "Iré a por esa primera curva. Yo no tengo nada que perder y ellos sí; a ver cómo se lo toman", anunció un tanto desafiante. "Sólo si me voy a las dos últimas curvas del viejo circuito y no tomo el achicán, podría igualar el ritmo de Red Bull", se resignó Hamilton. Jaime Alguersuari aspira a entrar en los puntos partiendo desde la 13ª posición.