Sábado, 21 de Mayo de 2011

Jornada grande del Festival de Cans, cuna del "agroglamour" cinematográfico

EFE ·21/05/2011 - 17:02h

EFE - Los directores de cine, Fernando León (2i) y Antón Reixa (i), acompañados por el conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia, Roberto Varela (d) y el director del Festival de Cans, Alfonso Pato (2d), pasean por la alfombra azul del Festival de Cine de Cans que se celebra en la localidad pontevedresa de O Porriño.

La octava edición del Festival de Cans celebra hoy su jornada grande con una apretada agenda de proyecciones, coloquios, conciertos, desfiles y la entrega de premios; todo con el sello "agroglamour", término acuñado por la organización en contraposición al certamen de francés de Cannes.

Ya desde primera hora la pequeña parroquia pontevedresa, en la que apenas viven 400 vecinos, viene recibiendo una oleada de amantes del séptimo arte y también de curiosos que no se han querido perder la fiesta, con el peculiar desfile de "chimpíns" o tractores agrícolas a modo de limusinas, como acontecimiento central.

Concebido por un grupo de vecinos de esta zona rural del municipio de O Porriño, el concurso se ha ido consolidando con el paso de los años como referente cultural desde su perspectiva más popular y festiva, alejado del lujo y la ostentación de otros festivales como el de Cannes, con el que coincide en las fechas.

Uno de los grandes protagonistas de la jornada de hoy ha sido el director Fernando León de Aranoa, primero por la proyección de tres piezas inéditas escogidas para la ocasión bajo el título "Afectos secundarios", pero sobre todo por dejar su huella para la posteridad en el "Torreiro das estrelas".

Un honor que en ediciones anteriores recayó en personajes destacados de la cinematografía española como el gallego Luis Tosar, y este mismo año, la coruñesa María Pujalte, galardonada a su vez con el premio "Pedigrí".

En lo que a la sección oficial se refiere, serán 17 los cortometrajes proyectados hasta última hora en diferentes espacios, desde modestas salas hasta galpones. El fallo del jurado no se conocerá hasta cerca de la medianoche.

La ausencia de Isabel Coixet, baja de última hora por un accidente durante un rodaje en Nueva York, no ha deslucido el festival, donde se ha proyectado el último trabajo de la directora catalana, "Escuchando al juez Garzón", estrenado previamente en la última edición de la Berlinale.

La presencia del autor de la entrevista al magistrado en la película de Coixet, el escritor Manuel Rivas, del músico Carlos Núñez o del Gran Wyoming con Los Insolventes han contribuido a dar mayor relieve a un Festival de Cans que ya piensa en volver a celebrar el próximo año la fiesta del "agroglamour".