Sábado, 21 de Mayo de 2011

Standard and Poor's rebaja a negativa la perspectiva de la calificación crediticia de Italia

EFE ·21/05/2011 - 11:19h

EFE - Fotografía de archivo del Gobernador del Banco Central Italiano Mario Draghi. EFE/Archivo

La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's (S&P) ha rebajado de estable a negativa la perspectiva de la calificación crediticia de Italia, aunque mantiene la valoración de "A+" de la deuda soberana a largo plazo y en "A-1+" a corto plazo.

En un comunicado divulgado hoy, Standard & Poor's explica que esta perspectiva negativa responde a "los riesgos relacionados con el plan de reducción de la deuda en el periodo 2011-2014 e implica que existe una posibilidad sobre tres de que las calificaciones puedan rebajarse en los próximos 24 meses".

La perspectiva de una calificación crediticia, bien sea positiva, negativa o estable, refleja hacia donde se moverá esa calificación a medio plazo.

Standard & Poor's asegura que esos riesgos tienen que ver con un crecimiento de la economía italiana "más débil" que sus actuales estimaciones, que prevén un avance del 1,3 % en el periodo 2011-2014.

"Las actuales perspectivas de crecimiento son débiles y el compromiso político hacia las reformas que puedan aumentar la productividad parece incierto (...) El potencial atasco político podría contribuir a una relajación en la gestión de la deuda pública. Por ello, creemos que las perspectivas de Italia para reducir la deuda pública se han reducido", afirma S&P en la nota.

"Si el Gobierno consigue obtener el apoyo político para la ejecución de reformas estructurales a favor de la competitividad, sentando las bases para un crecimiento económico más elevado y una reducción de la deuda más rápida, las calificaciones podrían seguir en el nivel actual", añade.

El pasado 9 de mayo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó en Milán un informe en el que recomendaba a Italia que lleve a cabo reformas económicas estructurales y que asegure el equilibrio de sus cuentas públicas para apuntalar su recuperación de la crisis económica.

"La economía italiana ha comenzado a recuperarse tras haber conocido su peor recesión desde el final de la guerra como consecuencia de la crisis mundial. Sin embargo, las primeras indicaciones de las que disponemos tienden a mostrar que el crecimiento podría seguir siendo lento, como ha sido el caso desde hace un cierto número de años", indica el informe.

La OCDE, que prevé un crecimiento del 1,2 % en 2011 y del 1,6 % en 2012 para el PIB italiano, advierte de que otro "desafío urgente" que Italia tiene por delante es el de "seguir mejorando la viabilidad" de las finanzas del Estado, teniendo en cuenta el volumen de su deuda pública, que en enero pasado marcó un récord de casi 1,88 billones de euros.

Los últimos datos del Producto Interior Bruto (PIB) de Italia mostraron un avance del 0,1 % en el primer trimestre de 2011 en comparación con los últimos tres meses de 2010 y un 1 % interanual, dando muestras de un estancamiento en el crecimiento de la economía italiana en la comparativa inter-trimestral.