Sábado, 21 de Mayo de 2011

Cerca 2.000 personas permanecen en Valencia ajenas a la prohibición de la JEC

EFE ·21/05/2011 - 03:15h

EFE - Miles de personas continuan concentradas en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, para reivindicar una conciencia social duradera y un giro en la democracia.

Cerca de 2.000 personas permanecen a estas horas en la plaza de la Ayuntamiento de Valencia en un ambiente festivo e inmersas en diferentes actividades y debates organizados por el "Movimiento 15-M", ajenas a la prohibición de la Junta Electoral Central.

El inicio de la jornada electoral, a las doce en punto de la noche, ha sido recibido con un prolongado aplauso por miles de "indignados" que, minutos después han proseguido sus actividades de forma pacífica ante una escasa presencia policial.

La plaza, rebautizada como "plaza del quince de mayo", está presidida su centro por un gran ataúd hecho con cartones en el que se puede leer: "RIP Democracia", y la música es el elemento común en muchos de sus rincones.

Hay grupos de gente de diferente edad ocupados en reflexiones sobre la situación política y social en España que intentan concretar propuestas para presentarlas a las diferentes comisiones que integran la iniciativa.

También los hay que, simplemente, pasan el tiempo cantando o frente a juegos de mesa, con la intención de pasar la noche al raso.

La plaza, cada vez más organizada y con mayor infraestructura, cuenta ya con un puesto de comida, una oficina de objetos perdidos o un pequeño centro de telecomunicaciones que facilita la conexión a internet, canal desde el que los acampados transmiten constantemente todo lo que sucede en este lugar.

También trabaja un destacamento de limpieza formado por algunos voluntarios que recogen la basura con escobas para mantener saneado este espacio.

Las pancartas en contra de las instituciones financieras y del bipartidismo político continúa siendo una constante, aunque esta noche prevalece un mensaje grabado en camisetas, pegatinas y carteles: "estamos reflexionando".

Los sacos de dormir y las tiendas de campaña comienzan a desplegarse para el descanso después de una larga jornada en la que los seguidores de este movimiento han llevado a cabo diferentes acciones de protesta pacífica por toda la ciudad y que, según han anunciado, tienen intención de mantener durante todo el fin de semana pese a la prohibición de la Junta Electoral.