Viernes, 20 de Mayo de 2011

La etapa del Zoncolan se queda sin el Crostis

EFE ·20/05/2011 - 19:00h

EFE - El cisclista venezolano José Rujano Guillen (i) del equipo Androni, cruza en primer lugar la meta de la 13º etapa del Giro de Italia, entre Spilimbergo y Lienz, Austria. efe

Nunca ningún puerto ha levantado tanto polémica como el inédito Crostis, hasta el punto que su ascensión ha sido eliminada por los jueces de la UCI por considerar que no reúne garantías de seguridad ni de un normal desarrollo deportivo, ya que iban a ser limitados los vehículos de asistencia.

Por lo tanto, éste sábado en la decimocuarta etapa el único protagonista será el Zoncolan, una cima legendaria que en principio quedó en un segundo plano por el debate de la peligrosidad en el Crostis, que incluía un tramo de tierra (sterrato) de 10 kilómetros.

El Crostis era para la organización una de las joyas de la presente edición, y en su afán de mantenerlo en el programa contra viento y marea había implantado normas excepcionales de seguimiento y asistencia en carrera. Además se realizaron obras para mejorar el pavimento, proteger con redes y colchonetas las curvas peligrosas y lugares de barrancos.

Hubo evidente malestar en gran parte del pelotón, que no terminaba de encajar la obligación de afrontar los 10 kilómetros de sterrato en el descenso del Crostis.

Antes de la salida de la decimotercera etapa, la primera de alta montaña con final en el Grossglockner (Austria), se sentaron las bases para la etapa del Crostis. De nuevo discrepancias, pero la organización no movió su postura. Hasta que intervinieron los jueces de la UCI para terminar con el sueño de Zomegnan.

El director del Giro acató con resignación la decisión de los jueces, pero insistió en la el Crostis se encontraba en condiciones para albergar la etapa.

"La seguridad y el desarrollo deportivo de la etapa contaban con plena garantía antes y después de la decisión de los jueces. Hay que aceptar las novedades y nos queda disfrutar del Zoncolan", señaló Zomegnan.

La decimocuarta etapa entre la localidad austríaca de Lienz y el Monte Zoncolan pasa de 210 a 190 kilómetros y se mantienen cinco puertos. Se elimina el Crostis pero se incluye el Tualis, de segunda categoría, antes del ascenso final al Zoncolan, con 10 kilómetros muy exigentes y rampas de hasta el 22 por ciento.

Alberto Contador defenderá la maglia rosa después de su exhibición en el Grossglockner. En la general ya tiene a más de 3 minutos a sus más directos rivales, los italianos Vincenzo Nibali y Michele Scarponi. La fiesta se traslada al Zoncolan.