Sábado, 21 de Mayo de 2011

Miles de personas "claman al cielo" en Zaragoza por un giro en la política

EFE ·21/05/2011 - 01:06h

EFE - Miles de personas concentradas en la plaza del Pilar de Zaragoza han "clamado al cielo", con las manos en alto y un grito mudo tapándose la boca con pegatinas, para reivindicar una conciencia social duradera y un giro en la democracia, en silencio, que después han roto con una cacerolada. EFE/

Miles de personas concentradas en la plaza del Pilar han "clamado al cielo", con las manos en alto y un grito mudo tapándose la boca con pegatinas, para reivindicar una conciencia social duradera y un giro en la democracia, en silencio, que después han roto con una cacerolada.

Con pegatinas en la boca con lemas como "Si no nos dejáis soñar no os dejaremos dormir" o "Estoy reflexionando", entre 4.500 y 6.000 personas, según un portavoz del movimiento 15-M, siguen concentradas en la emblemática plaza con la intención de permanecer más allá del día de las elecciones.

"Realmente esto es un movimiento. Se mueve, va hacia adelante", ha dicho a Efe uno de sus portavoces, quien espera que con estas concentraciones los ciudadanos "se conciencien" de que la sociedad está basada en la política, pero "no como la concebimos ahora".

Una política correcta, en su opinión, es aquella en la que los ciudadanos están representados por quienes deciden, por una ideología que les convenza, por unas opiniones.

"No simplemente atados -ha aseverado- a una a ley electoral que no funciona correctamente, a unos escaños que no están igualmente divididos para todos, a una corrupción, a un bipartidismo casi obligatorio, a derechos que se ven rebajados día tras día sin poder hacer nada".

Según este portavoz, no es un movimiento marcado por las elecciones, y los ciudadanos se están uniendo de forma espontánea para reflexionar y hacer crítica constructiva, convencidos de que pueden cambiar las cosas, y esperan que continúen más allá del 22 de mayo.

La cacerolada empezó poco antes de las 24,00 horas y continúa en una concentración con ambiente festivo, sin que se hayan producido incidentes.